¿Qué espera políticamente Albert Rivera?

Albert Rivera
Albert Rivera

Espera que Pablo Casado lo haga ministro. Albert Rivera dejó oficialmente la política tras su fracaso electoral en Ciudadanos, que pasó de 36 a 6 diputados. Rápidamente encontró trabajo como presidente de un despacho de abogados andaluces que querían ampliar el negocio en Madrid. Este bufete, Martínez-Echevarría, ha comenzado a trabajar para el PP desde que ha fichado a Rivera, en lo que algún malpensado podría olerse que se trata de tráfico de intereses, dado que es conocida la buena sintonía entre Rivera y Casado.

Mientras vive alejado de la primera línea política, Rivera sigue haciendo funcionar sus relaciones cultivadas durante tiempo en Madrid, sobre todo entre la derecha. Así, es el responsable de charlas y cursillos en Internet sobre liderazgo que organiza el Instituto de Liderazgo y Formación Política del Centro de Enseñanza Superior Cardenal Cisneros. Este organismo depende de la Comunidad de Madrid, ahora presidida por Isabel Díaz Ayuso, e imparte este posgrado reconocido por la Universidad Complutense de Madrid. En este cursillo se dan clases de filosofía, política, economía, derecho, oratoria, protocolo y comunicación.

Mientras tanto, a través de personas de su absoluta confianza, como Fran Hervías, está dibujando un mapa en el que Ciudadanos se integraría en el PP aprovechando la fuerza de Díaz Ayuso en Madrid.

Asimismo, Rivera tiene abierto un canal en la plataforma Telegram donde ofrece charlas a emprendedores bajo el título «Liderar el cambio». Lo que tal vez sorprende es que Rivera sea quien explique cómo sacar adelante una estrategia cuando la que él aplicó fracasó. Además, Rivera da ahora lecciones de liderazgo aunque el suyo se truncó de repente cuando creyó que sustituiría al PP y que él sería el presidente del Gobierno.

Aunque Inés Arrimadas fue siempre la persona designada por él para sustituirlo, el cambio de estrategia de esta al frente de Cs ha hecho que Rivera haya puesto la vista en llegar a ocupar un ministerio cuando Casado gane unas elecciones. A la vez, cultiva las relaciones con Díaz Ayuso por si es ella la que finalmente lidera al PP hacia la Moncloa.

Paralelamente, gana mucho dinero como presidente de un despacho de abogados que hace cuatro días era un perfecto desconocido entre los grandes bufetes, pero que desde la llegada de Rivera se ha beneficiado de numerosos contratos. Lo que tanto criticaba del tráfico de influencias Rivera durante su paso por la política es lo que hace él.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides