«¿Apostamos a ver cuánto dura Dolors Sabater en la CUP?»

La cabeza de lista de la CUP en las elecciones del pasado domingo, Dolors Sabater, aterrizó en el universo cupaire proveniente de su Guanyem Badalona, ​​que reunía a más formaciones y algunas de las corrientes más moderadas de la CUP. Esto hizo que subestimara la capacidad que tiene la formación para controlar y comandar el mensaje nacional, y más si sale de la boca de los que temporalmente hacen de líderes de la organización. Hasta tres veces tuvo que salir el partido a corregir, matizar o desmentir -según la interpretación que se quiera hacer- a Dolors Sabater durante la campaña.

En uno de los últimos actos que hizo antes de las elecciones la cabeza de lista, un miembro del secretariado nacional comentaba a un militante que la miraba que no la veía capaz de soportar toda la presión de la militancia una legislatura entera. «¿Apostamos a ver cuánto dura?», preguntaba riendo con su compañero. Y es que es sabido que en la CUP, los dirigentes y los diputados acaban siendo sólo una mera correa de transmisión de lo que la militancia, los cuadros intermedios o la divina providencia quiere que se diga y se haga en cada momento. El poder de decisión y el margen de maniobra de sus cargos es extremadamente limitado. Y esto, creen algunos miembros de la dirección de la CUP, será insoportable para alguien como Dolors Sabater.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides