JOAN LAPORTA FRENA EL FICHAJE DE ERIC GARCIA

Sus amenazas a la Gestora le abren el camino a una operación mucho más cara y opaca para el club

La Comisión Gestora del FC Barcelona no se atrevió finalmente a resolver la contratación de Eric Garcia, futbolista del Manchester City con el que la anterior junta alcanzó un acuerdo para llegar libre al club a partir del día 1 de julio próximo. Las amenazas del candidato Joan Laporta surtieron efecto en este sentido, después de que el ex presidente enviara una carta dirigida al responsable de la Gestora, Carles Tusquets, conminándolo a mantenerse completamente al margen de esta cuestión. En la misma, Laporta no dudó en dejar muy clara su intención de adoptar medidas legales en su contra por considerar que cerrar la operación estaba del todo fuera de sus funciones y atribuciones en base al carácter provisional y limitativo del órgano de gobierno estatutario previsto para el caso excepcional del cese anticipado de la junta directiva.

Finalmente, en la reunión de ayer, cuando se puso sobre la mesa la cuestión de resolver cualquiera de las tres opciones posibles -ficharlo para ahora, pagando un traspaso al City, cerrar su incorporación para el próximo curso o desistir por completo dejando en manos del próximo presidente electo la decisión de fichar o no a Eric Garcia-, por mayoría de sus miembros la Comisión Gestora decidió inhibirse.

Aunque desde luego está en su derecho, ha sido clave que Joan Laporta advirtiera del riesgo de plantear una cuestión legal que, por otra parte, no discutió en las elecciones del 2015 cuando la Comisión Gestora presidida por Ramon Adell acabó aceptando los fichajes de Arda Turan y Aleix Vidal, aunque muy a regañadientes, dos refuerzos del mercado de verano previstos en la planificación del equipo dirigido entonces por Luis Enrique. Un caso clarísimo de disposición por parte de la Gestora en la cual pesó la presencia del entonces vicepresidente económico Javier Faus y una situación financiera óptima en aquel escenario.

En la postura de Joan Laporta es determinante el hecho de que no quiere a Eric Garcia por la sencilla razón de que ya ha realizado gestiones para fichar a otro jugador, a través de un determinado agente de jugadores, extranjero y muchísimo más caro. Su apuesta no es la cantera ni el modelo sino empezar a formalizar otro tipo de operaciones.

Como siempre, van por delante de las necesidades del Barça los intereses personales de Joan Laporta que, siendo presidente llegó a firmar a dos jugadores para el primer equipo que no fueron siquiera presentados: Keirrison y Henrique, con un gasto para el club de 36 millones entre ficha y traspaso. Fue uno de los peores negocios del Barça de Laporta, dejando tras de sí sospechas más que justificadas de un enorme reparto de comisiones en la trastienda de la operación. 

Si se compara por analogía el carácter interino de la Gestora con el suyo de final de mandato del 2010, cuando ya estuvieron convocadas y en marcha las elecciones y Laporta no podía presentarse ni ser reelegido, no dudó en cargar al nuevo presidente con un año más de contrato a favor de Mediapro, generosas subvenciones a favor de la Federació Catalana donde estaba Cruyff como entrenador y una super póliza de cobertura legal para su junta en caso de reclamación. Todo eso además de dejar de pagar nóminas, fichas y otros compromisos del ejercicio en marcha junto con unas pérdidas de más de 70 millones de euros. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides