CUESTIONADO EL EQUIPO DE VÍCTOR FONT POR EL CASO MAJÓ

El ridículo de destituirlo a las tres horas de presentarlo parece insuperable

¿Hasta cuándo seguirán en su puesto los asesores y el equipo de campaña de Víctor Font? Esta es la pregunta que flota en el ambiente de la precandidatura, hasta ahora propietaria de un récord que se ha ganado a pulso de errores, rectificaciones y sonados fracasos, especialmente visibles.

La última pifia de Font ha tenido como protagonista a un excandidato que parece haber viajado en el tiempo desde no se sabe qué dimensión: Jordi Majó que, previamente, habría intentado de nuevo dar pasos por su cuenta sin ningún tipo de respuesta social. Majó se había creído su propio personaje, el de un excandidato con un calibre mediático destacado y con experiencia suficiente como para levantar el dedo, aunque fuera a última hora, y colocarse delante de todos.

Aunque lo había intentado con todos los precandidatos vendiendo esa película irreal y de pura fantasía, el único que había picado era Víctor Font, o mejor dicho su equipo sobre el cual ya circulan vídeos de resbalones y caídas en plena carrera.

Majó, con antecedentes de haber escrito en twitter comentarios xenófobos y de haber dado likes y aprobación pública a posiciones de Vox, quería incorporarse a la carrera electoral de la mano de Bairan Tutumlu, agente de jugadores y hombre de negocios en el ámbito internacional del fútbol obsesionado en evitar que Joan Laporta sea presidente. Bairan está poniendo sobre la mesa 500.000 euros para contribuir a los gastos de la campaña electoral de los candidatos opositores y no se descarta que lo acabe consiguiendo. Un propósito que asociaba al cartel de Jordi Majó.

De las precandidaturas tanteadas, la única a la que Majó, con Bairan Tutumlu, había conseguido ocultar sus antecedentes xenófobos y de riesgo, al menos para no defraudar la sensibilidad barcelonista, claramente amparada en unos valores que van por otro camino muy distinto, había sido la de Font.

Los filtros de su equipo no detectaron un potencial peligro en su incorporación, seguramente porque si en el pack estaba ese medio millón de euros de inyección parecía haber garantías suficientes de seriedad.

El resultado, propio de un sainete electoral y de disparate, es que después de ser anunciada la incorporación de Jordi Majó, apenas a las tres horas de la difusión de la noticia del fichaje, Víctor Font debió salir a anunciar su destitución fulminante por culpa de ese pasado que las redes sociales se encargaron de resucitar y propagar en cuestión de minutos.

Por buena predisposición que la prensa siga adoptando en relación a Víctor Font, el más protegido por los medios y por el aparato político del independentismo, los continuos tropezones de su campaña rayan el ridículo. Sus números 2 y 3 de campaña, Antoni Bassas y Albert Roura, han conseguido caricaturizar buena parte de su campaña basada en ser el precandidato que más años lleva trabajando el asalto al Camp Nou, siete exactamente desde 2013. Esa previsión y esmerada preparación se cae a pedazos día a día.

Desconocer que Jordi Majó ya no es aquel precandidato que dio cierta sorpresa en las elecciones de 2003, que ya es un barcelonista sin seguidores ni influencia además de identificarse con la extrema derecha no es de recibo y descalifica a todo su equipo, por no hablar del desconocimiento del propio Víctor Font sobre la ciencia infusa del barcelonismo.

Jordi Majó ya desbarró en 2015 con un intento de vuelta a la actualidad con una precandidatura surrealista. Su aventura concluyó presentado poco más de mil firmas y la desconcertante petición ante la OAB (Oficina de Atención Barcelonista) de haber sido objeto de un robo de firmas en el trayecto entre su domicilio y el Camp Nou, exigiendo que le fueran validadas esas papeletas desaparecidas. Cuesta discernir qué episodio de los dos parece más ridículo electoralmente hablando.

La reacción de Majó no lo ha sido menos acusando rápidamente a Víctor Font de ser víctima de una venganza política: “Pensaba que con Víctor Font nos unía el cariño al Barça, pero resulta que esto ya depende de si eres de un signo político o de otro”, ha dicho.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides