Oriol Soler sobre la independencia contra el 50%: «Me parece una estafa»

"Se nos tendría que caer la cara de verguenza", dice el ideólogo procesista sobre el hecho de que TV3 que no emita para "la mitad de la sociedad catalana"

Oriol Soler

El empresario Oriol Soler, uno de los miembros del denominado estado mayor del procés, ha sido muy crítico en una entrevista concedida a Vilaweb con el trato que ha dispensado el independentismo a «la mitad de la sociedad catalana» que no es independentista. De hecho, Soler considera que «este es el gran elefante» y que, en comparación con ese tema, el de la voluntad de utilizar la «violencia» que el independentismo atribuye al Estado, «parece infantil» y un tema «menor».

«El debate debe ser cómo puede ser que aceptáramos hacer la independencia con el 50% del país en contra. ¿Cómo puede ser que hayamos renunciado a hablar con personas no independentistas? Para mí la cuestión del 50% es obligatoria. No quiero independencia si no somos muchos más. Me parece una estafa», ha respondido Soler en clave autocrítica antes de agregar que no tiene «nada de prisa». No obstante, ha defendido que el 9-N, Junts pel Sí y el 1-O funcionaron.

Para el empresario, que organizó la campaña electoral Junts pel Sí, el «gran elefante es que no hemos tenido en consideración a la mitad de la sociedad catalana» y «que TV3 no emite para esta gente», hecho por el que considera que «se nos tendría que caer la cara de la verguenza».

En la misma entrevista, Soler se ha mostrado dispuesto a hablar del Tsunami Democràtic, pero no ha reconocido ni negado que él fuera el impulsor de la iniciativa, si bien la ha defendido: «Y no es terrorismo aunque Marlaska lo diga. El Tsunami es algo supernormal. Nos metieron a todos los líderes en la cárcel por cuatro manifestaciones. Por lo tanto, es normal que para otra vez tratemos de que no suceda. Y lo hicimos de una manera normal y pacífica. No nos podemos poner debajo de la mesa a la mínima».

Soler también ha criticado ciertas posiciones editoriales críticas del periódico Ara, del que es fundador, hacia el independentismo: «Es normal que la gente se haya dado de baja porque la gente se siente parte de ello. Si lo atacas desde afuera, chirría». Pero también ha reprochado a este medio una falta de ambición:«El Ara tienen que ser 100.000 suscriptores. Tienen que pensar en grande. Con 30.000 no se puede. Òmnium tiene 180.000 suscriptores porque piensan en grande. Ambición. Para el catalanismo siempre ha sido una prioridad».

De hecho, ha abogado por una concentración de la propiedad no sólo de los medios digitales, sino también de las empresas de producción audiovisual, a través de fusiones, y por no conceder subvenciones a todos los proyectos. «En el sector audiovisual hay 400 productoras en Cataluña. Por la misma razón que hay 25 webs. ¿Por qué Dinamarca tiene Borgen y nosotros no, si el danés es mucho menos hablado que el catalán? Porque nosotros lo repartimos entre 400. No dar subvenciones a 400 empresas productoras y 25 sitios web es conflictivo. Lo sé, pero tienes que concentrarte en grandes proyectos que cambien la ambición de todo. La idea de Tresserras, Barcelona debe ser el Hollywood de Europa, es muy buena. Pero ya no lo dice nadie», ha argumentado.

Soler, que atribuye a las industrias culturales un papel fundamental en el camino hacia la independencia, también ha indicado que Cataluña debe tener algunas «que facturen más de doscientos millones» y que Mediapro no cumple con el perfil porque «no pretende servir a la cultura catalana como Prisa a la hispánica. O Random House a la cultura inglesa».

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario