Rufián: «Aragonès, Capella, Torrent, Vilalta, Sabrià son Pepsicola, Aquarius y Nesquik»

El dirigente de ERC considera bajo el perfil político del vicepresidente y que para contrarrestarlo "tenemos que meter whisky"
Gabriel Rufián (ERC)
Gabriel Rufián (ERC)

El portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, afirmó que la actual cúpula de los republicanos tenía un perfil bajo y que para mejorar las expectativas electorales del partido "tenemos que poner whisky". Según avanza El Confidencial, Rufián mantuvo una reunión el pasado 6 de marzo, la cual fue convocada por el exconsejero catalán de Gobernación, Xavier Vendrell, con la intención de diseñar la estrategia de ERC de cara a las próximas elecciones al Parlament. En el encuentro, con Vendrell y Rufián, también asistieron Eduard Voltes, exsecretari de Cultura de la Generalitat, Sergi Sol, responsable de comunicación de ERC y exasesor especial de vicepresidencia de la Generalitat, y una última persona no identificada.

En esta reunión, Rufián expuso que de ERC "nadie podía decir que cuestionábamos la independencia de Cataluña. Y esto se hace con cojones y salíamos allí diciendo que esta gente me romperá la cara. Esto tenemos que creérnoslo y hacerlo, porque yo creo que todo el mundo le daría las llaves de su casa a Pere Aragonès, pero no sé si todo el mundo se las daría para defendernos. Esto supone que tenemos que meterle a Pere alguien al lado que sea duro, que sea whisky, porque Pere Aragonès, Capella, Torrent, Vilalta, Sabrià son Pepsicola, Aquarius y Nesquik. Tenemos que meter whisky".

En la reunión, en la cual se quería diseñar una estrategia con la cual hacer frente a la política de tuits practicada por Carles Puigdemont desde Waterloo y la estrategia rupturista practicada por JxCat en el Parlamento de Cataluña, Voltes preguntó que "¿qué whisky? ¿Se puede decir un nombre?", a lo cual Rufián respondió: "Dolors Sabater", añadiendo que "sería sensacional. Es un perfil muy fanfarrón y trabaja muchas fronteras a la vez, también la de la CUP".

Sabater fue alcaldesa de Badalona entre 2015 y 2018 gracias a un pacto de toda la oposición contra el popular Xavier García Albiol, que había ganado las elecciones pero no tenía la mayoría absoluta, y para Rufián ha habido una campaña de una parte del independentismo contra Aragonès "porque va con gente de derechas a bodas de gente de derechas, etcétera", refiriéndose a la presencia del vicepresidente catalán en la boda de una hija de Jaume Giró, director general de la Fundación la Caixa, en mayo del año pasado. Rufián defendió que Esquerra necesita "una hippie que vaya por las teles diciendo este tio nos representa. Es de cajón".

Voltes señalaba, sin embargo, que para "trabajar la frontera" de JxCat, los republicanos necesitan otra clase de perfil y hablaba que tendría que utilizarse también a Marta Rovira, la secretaria general del partido huida a Suiza, que es alguien a quien podría votar indistintamente el público de ERC y de JxCat. Y Vendrell resolvió que "tienen que poner en juego todos sus perfiles y no renunciar a ninguna frontera, pero Rufi puede tener razón a no obsesionarnos y atacar adelante". Voltes asintió y añadió: "La polarización la hacemos a los sociatas, no a Junts".

Los reunidos plantearon, al final, basar una campaña electoral con la disjuntiva PSC o ERC y despreciando a los posconvergentes. "Se tiene que decir que nuestro adversario no es JxCat sino que es el PSC, porque haciendo esto le haces daño a JxCat", advertía Eduard Voltes. Por su parte Vendrell aseguró que "(Oriol) Junqueras ganó a los convergentes abrazándoles. Cada vez que los tiras una flor, les quitas un voto". Para Rufián una opción para encarar los próximos comicios catalanes sería la de decir "que esto va de (Miquel) Iceta o de (Pere) Aragonés. Al final, de tanto repetirlo, la gente se lo cree".

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides