Unión Sanitaria Europea

El 16 de septiembre de 2020 tuvo lugar el discurso de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, sobre el Estado de la Unión Europea, un discurso que marcará un hito, por la presentación de propuestas de cambio. Con el lema de no dejar a nadie atrás, la presidenta puso de manifiesto las ambiciones de la UE para las generaciones futuras, la igualdad de oportunidades, el liderazgo de Europa a nivel mundial y la estabilidad de la Unión. Sus primeras palabras se dirigieron a la ciudadanía europea que está sufriendo, puesto que la pandemia ha producido una profunda ansiedad en millones de personas, preocupadas por la salud de sus familias, el futuro de su trabajo y la angustia por poder llegar a final de mes.

Pocas veces los discursos políticos incluyen los sentimientos y las necesidades de la ciudadanía a quién van dirigidos. Reconociendo que la pandemia y la incertidumbre que comporta no se han acabado, la presidenta puso de manifiesto que la primera prioridad de la Unión Europea era conseguir ayudar a toda la ciudadanía a superar la crisis, gracias al modelo único "de la economía social de mercado", la diferencia europea con otros continentes. Los rebrotes de la infección en varios países de Europa hacen temer que se continúen presentando situaciones fuera de control, de forma que la presidenta propone continuar afrontando esta pandemia con "extremo cuidado, responsabilidad y unidad".

El cierre de fronteras inicial y la competencia que se estableció entre algunos países de Europa por conseguir suministros para hospitales, material para hacer tests, máscaras o material de protección, se ha demostrado una mala práctica. La creación de muros y fronteras frente a una pandemia global, como también ante la contaminación ambiental, no ha resuelto problemas, sino que los ha creado. Facilitar el regreso de más de 600.000 ciudadanos europeos se ha podido conseguir con la acción coordinada de los departamentos de Exteriores de los países de la UE.

Reconociendo que en todos los estados de Europa el personal sanitario ha trabajado de forma valiente dejándose la piel y la salud y que se han podido establecer intercambios de personal sanitario a través de mecanismos de Protección Civil, la presidenta subraya que se ha conseguido sin tener plenas competencias para hacerlo, y por eso ha planteado la gran propuesta: "Necesitamos construir una fuerte Unión Sanitaria Europea".

Se tendrá que abordar un nuevo reparto competencial en materia de salud en la Conferencia sobre el futuro de Europa creando un nuevo programa de Salud EU4 y dotándolo de un nuevo presupuesto, que supere los recortes realizados anteriormente. Pero la Unión no es una abstracción ideal y se tiene que fortalecer la forma en que se prepare para gestionar las nuevas amenazas para la salud.

Las respuestas que ha dado Europa ante la pandemia no han sido claras, y a veces tampoco solidarias, dejando que cada país resolviera los problemas por su cuenta. Por eso, la presidenta propuso tres ideas. En primer lugar, reforzar y empoderar a la Agencia Europea del medicamento y el ECDC, el centro europeo para prevención y control de enfermedades. En segundo lugar, propone la construcción de la Agencia Europea BARDA para la investigación y el desarrollo biomédico avanzado, que responda a las amenazas y emergencias y que mantenga la cadena de suministros adecuados, especialmente de productos farmacéuticos. Y, en tercer lugar, ya es urgente y necesario discutir la cuestión de las competencias sobre salud.

La pandemia ha puesto de manifiesto que se tienen que reforzar las agencias de Salud Pública y la cogovernanza multinivel al estilo federal, y que tienen que trabajar coordinados todos los países implicados y todos los niveles de gobierno dentro de cada país. Dado que de una crisis global necesitamos también aprender lecciones globales, Ursula von der Leyen ha propuesto, de acuerdo con el primer ministro Giuseppe Cuento, la realización de una cumbre global sanitaria el año que viene en Italia.

El discurso de la presidenta, con otros muchos matices que comentaré en próximos artículos, transmitió la necesidad de aumentar la unidad de acción europea. Una acción no sólo ante la pandemia, sino para realizar los cambios necesarios para enfrentarnos al cambio climático y a la transformación digital, y establecer los organismos de cogovernanza federal.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario