Catalunya y Andalucía, las autonomías con más mujeres asesinadas

La violencia masclista ya ha causado 28 feminicidios en 2020. La lacra que no cessa
Manifestación contra la violencia de género
Manifestación contra la violencia de género

Con las últimas víctimas, dos mujeres de la Línea de Concepción, en Cádiz, y La Granja de San Ildefonso, en Segovia, ya son 28 las mujeres asesinadas a manos de sus parejas o ex parejas este año. Catalunya y Andalucía tienen el triste honor de ser las autonomías con más mujeres muertas. 10 de los 28 feminicidios de 2020 se han producido en Catalunya. 28 mujeres víctimas de violencia de género que nos constatan un hecho: hace falta más prevención, educación y medios para hacer frente en esta lacra, como explica Núria González, abogada y presidenta de la Asociación Internacional pro Derechos Humanos L'Escola A.C: "está fallando la protección y también la concepción que es la propia mujer víctima quien se tiene que proteger ella misma, el tan gastado "no había denuncias previas", culpabilitza a las mujeres, que son las víctimas". Cómo asegura esta abogada activista, "se da el mensaje de que tienen que denunciar pero queda patente que denunciar no arregla nada por qué el papel de la orden de alejamiento no protege por sí mismo si no se ponen más efectivos policiales para poder hacer frente al problema".

A pesar de que las llamadas al 016, el número de atención a las mujeres maltratadas, han aumentado en un 60% en los últimos seis meses, el total de denuncias a los juzgados ha disminuido respecto al año anterior. El primer trimestre del 2020, según los últimos datos del Ministerio de Igualdad, las denuncias recibidas han sido de 36.185, una disminución del 10,3% respecto al 2019, y las órdenes de protección incoadas 9.121, un 4,3% menos respecto al mismo periodo. Para Núria González, la carencia de medios de protección y la culpabilización de las víctimas tienen mucho que ver en el descenso de las denuncias: "estamos poniendo todo el peso en la víctima, en la denuncia. Los medios de protección sólo se ponen en marcha si las mujeres lo solicitan pero no antes. Estamos pidiendo que sea una superheroïna a una mujer que no está en condiciones normales, sino en una situación de peligro, violencia, estrés y es muy vulnerable, y le estamos pidiendo que tome una decisión razonada y difícil, por qué si no, no tiene protección. Esto es lo que está fallando. Un feminicidio no es la primera muestra de violencia contra una mujer, sino que es la última".

La violencia de género es un hecho complejo que no entiende de nacionalidades o clases sociales, que hay que abordar con más recursos y desplegando las leyes todavía pendientes, sin dejar que el discurso negacionista ultraderechista de "la violencia no tiene género" cale en la sociedad. Las mujeres son víctimas de violencia sólo por el hecho de ser mujeres. En 2019 murieron 55 mujeres. En lo que llevamos de 2020 ya han muerto 28 y 13 menores de edad han quedado huérfanos por crímenes de violencia de género.

Durante la pandemia de la Covid-19 las mujeres maltratadas se han convertido en un colectivo muy vulnerable. Estar encerradas en la misma vivienda que sus agresores, sin posibilidad de salir, durante el confinamiento, ha provocado que aumenten las denuncias por malos tratos pero también que los agresores tengan una mayor sensación de control sobre las mujeres. Un hecho que ha provocado más violencia una vez ha acabado el confinamiento. 

La mayoría de las víctimas tenían entre 41 y 50 años, y el 70% eran de nacionalidad española. 21 de las asesinadas mantenían una relación estable de pareja y convivían con su agresor. Sólo en seis casos había denuncia previa contra el agresor y sólo una de las mujeres tenía medidas de protección vigentes.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides