¿Qué escándalo persigue Carles Puigdemont de su etapa como alcalde de Girona?

puigdemont alcalde
puigdemont alcalde

Carles Puigdemont saltó a la primera línea de la política catalana en 2011, cuando fue elegido alcalde de la ciudad de Girona. Uno de los primeros proyectos que impulsó desde su nuevo cargo fue el Bloom, un centro tecnológico especializado en las imágenes 3D, financiado por los fondos FEDER de la Comisión Europea (50%), la Universitat de Girona (25%) y la Diputación de Girona (25%).

Pero este proyecto degeneró en un absoluto fracaso, en el cual se perdieron 1,8 millones de euros, todos ellos de procedencia pública. El responsable del Bloom era Richard Hebert, un buen amigo de Carles Puigdemont. Las auditorías que se han realizado sobre este centro tecnológico, ubicado en el Parque Científico de la Universitat de Girona, ponen los pelos de punta.

Según explica Diari de Girona, se gastó un dineral en cáterings y asesorías externas que no sirvieron para nada. Pero lo más grave es que gran parte del sofisticado material técnico que se compró, valorado en 1 millón de euros, ha desaparecido de las dependencias del Bloom y no se sabe dónde ha ido a parar. Además, faltan muchas facturas justificativas de los gastos que se hicieron.

La oposición ha denunciado el desbarajuste del Bloom y muestra su preocupación por la repercusión que este proyecto fallido pueda tener para las arcas municipales, puesto que la Comisión Europea reclamará explicaciones y aplicará sanciones por el despilfarro de la subvención de los fondos FEDER que recibió. A Carles Puigdemont y a su sucesora a la alcaldía de Girona, Marta Madrenas –que opta a la reelección el próximo 26-M-, el Bloom les puede estallar en las manos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides