Indignación por una expresión excluyente del copríncipe andorrano Vives

El arzobispo del obispado de la Seu rechaza que "la gente importada" decida el modelo de Estado
Joan-Enric Vives
Joan-Enric Vives

Joan-Enric Vives, arzobispo del obispado de la Seu d'Urgell y copríncipe de Andorra, ha causado la indignación de muchos en el país de los Pirineos al expresar recientemente que "la gente importada" no tiene que decidir sobre el modelo de Estado. Sólo un 49% de la población de Andorra tiene nacionalidad andorrana, según las estadísticas oficiales.

En las redes sociales, muchos usuarios han añadido a su perfil la frase "yo soy gente importada" para rechazar esta manifestación de Vives. Según el diario digital LA VALIRA, un grupo de ciudadanos está preparando un escrito de protesta que quieren hacer llegar al papa Francisco para que Vivas rectifique y pida disculpas públicamente.

Vives también ha manifestado que el copríncipe episcopal tiene que existir mientras lo quieran los andorranos porque "es una cuestión de pueblo". Los colectivos feministas, que rechazan su postura antiaborto, lo han etiquetado de "cínico, misógino y homófobo".

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides