Narcís Serra afronta un complicado horizonte judicial

La Fiscalía Anticorrupción lo acusa de administración desleal por el agujero provocado por las alocadas operaciones inmobiliarias de Caixa Catalunya
Título de la imagen
Título de la imagen

A sus 73 años, Narcís Serra tiene que hacer frente a uno de los periodos más complicados y amargos de su vida. Quién fue el catalán más influyente en Madrid durante el siglo XX acaba de ser denunciado por la Fiscalía Anticorrupción e imputado por la Audiencia Nacional por administración desleal, junto con los ex-directores generales de Caixa Catalunya, Josep Maria Loza y Adolf Todó, y 12 altos cargos de esta entidad de ahorros, que ha acabado absorbida por el BBVA. A los 15 se los acusa de haber provocado un agujero de 721,4 millones de euros en las cuentas de Caixa Catalunya con un total de 32 operaciones inmobiliarias emprendidas entre los años 2000 y 2007 y que, después del estallido de la burbuja especulativa, resultaron ruinosas.

EL RESCATE DEL FROB

Por ironías de la vida, Narcís Serra y Jordi Pujol -enemigos acérrimos desde hace 40 años debido a la enconada disputa partidista PSC-CiU y de la crisis de Banca Catalana, la judicialización de la cual el segundo atribuye al primero- han acabado investigados por la Audiencia Nacional: el sumario por el agujero de Caixa Catalunya lo instruye el titular del juzgado n. 2, Ismael Moreno, mientras que el sumario por corrupción y fraude fiscal del ex-presidente de la Generalitat, su mujer y sus siete hijos lo instruye el magistrado José de Mata , del juzgado n. 5.

Con el apoyo de la Guardia Civil, en funciones de policía judicial, el fiscal Fernando Maldonado ha investigado a fondo la gestión de los antiguos responsables de Caixa Catalunya. Esta entidad -que se fusionó en 2010 con Caja Manresa y Caja Tarragona- necesitó tres inyecciones del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) por un total de 12.052 millones de euros debido a sus graves problemas de liquidez y solvencia. Precisamente fue el FROB quién comunicó a la Fiscalía Anticorrupción las irregularidades que detectó en su filial Promotora Cataluña Mediterránea (Procam) y en un montón de préstamos concedidos, sin los trámites o las garantías necesarias, a empresas inmobiliarias.

Entre las operaciones que más pérdidas provocaron están las que se hicieron en la zona de Murcia, en la Llotja de Lleida, al sur del Algarve portugués, en La Seda del Prat o en Polonia. Según el fiscal Fernando Maldonado, los gestores de Caixa Catalunya actuaron con una gran irresponsabilidad: compraban terrenos no urbanizables a precio de oro, sabiendo que su recalificación era muy difícil; concedieron créditos alegremente sin pedir tasaciones independientes ni garantías suficientes; no incluyeron cláusulas suspensivas en los contratos; se saltaron las preceptivas aprobaciones de los préstamos por parte de la comisión ejecutiva o del consejo de administración de la caja; refinanciaron créditos incobrables con la asunción de importantes pérdidas, etc.

EL JUICIO POR LOS SOBRESUELDOS 

En los próximos días, el magistrado Ismael Moreno citará a declarar a Narcís Serra y al resto de investigados en este sumario y habrá que ver qué medidas cautelares les impone. Este será un trance difícil para el ex-alcalde de Barcelona, ex-ministro de Defensa y ex-vicepresidente del gobierno con Felipe González, que, como presidente de Caixa Catalunya entre los años 2005 y 2010, fue el máximo responsable de muchas de estas operaciones alocadas bajo sospecha.

LEE EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA  

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides