Colau abarata los funerales

Barcelona abrirá una funeraria pública en 2019 para reducir los precios de los servicios un 30%
Título de la imagen
Título de la imagen

El Ayuntamiento de Barcelona creará una funeraria pública para rebajar los precios de los servicios funerarios un 30%, pero sin perder calidad. El consistorio también quiere adaptar las regulaciones municipales de los servicios funerarios y de cementerios a las nuevas realidades sociales, económicas y religiosas, recogiendo las recomendaciones realizadas desde la Síndica de Agravios de Barcelona y de la Agencia Catalana de la Competencia.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha explicado que el sector funerario «se ha convertido en un oligopolio«, donde un pequeño número de empresas controlan la mayoría del negocio. Actualmente, el Ayuntamiento posee el 15% del capital social de Servicios Funerarios de Barcelona, SA, el 85% restante, es propiedad de Mémora Servicios Funerarios, SL.

Según el consistorio, la creación de la funeraria pública permitirá garantizar la competencia con los actuales dos operadores privados que se encuentran establecidos en la ciudad, así como la posibilidad de acceder a unos servicios económicos y de calidad. El precio medio de un entierro en la Ciudad Condal es de unos 6.400 euros, una cifra bastante superior a la del resto de España, donde se pagan de media unos 3.600 euros, según indica la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

El Ayuntamiento de Barcelona abrirá las puertas del nuevo tanatorio, que tendría un coste de entre 3 y 4 millones de euros, en 2019. El primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, ha afirmado en una rueda de prensa que «la presencia pública puede ser un instrumento para garantizar más competencia y, sobre todo, para conseguir un precio que permita que este servicio sea asequible para la ciudadanía«.

El Ayuntamiento modificará la ordenanza para que en Barcelona puedan operar las funerarias que lo quieran hacer, aunque no tengan salas de velatorio propias y las tengan que alquilar. El regidor de Presidencia, Eloi Badia, ha explicado que una de las medidas que utilizarán para incrementar la competencia es hacer «que no sea necesario disponer de un tanatorio propio en la ciudad«. Finalmente Badia ha asegurado que «no hay un problema con la calidad, sino con los precios«.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides