Colau congela el turismo y el ocio en Ciutat Vella

El veto a los nuevos negocios, de un año, se puede alargar hasta que se regulen límites sobre su proliferación
Título de la imagen
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona ha decidido prohibir durante un año casi todo clase de nuevo establecimiento público en el distrito de Ciutat Vella, un veto que afecta particularmente a la apertura de negocios de ocio y de turismo, que se podría alargar hasta que el Gobierno municipal culmine una regulación sobre los límites a la proliferación de estas actividades.

Negocios tan varios como el alquiler de bicicletas y patinetes, las oficinas turísticas, las discotecas o las heladerías no se podrán implantar a partir de ahora en el centro histórico de la capital catalana, un hecho que se añade a la moratoria sobre alojamientos turísticos vigente el último año y medio. En cambio, quedan excluidos del veto negocios más convencionales, como las librerías.

El Ayuntamiento ha justificado la decisión por la necesidad de reordenar las actividades y limitar «las externalidades negativas» que general en los barrios y «potenciar otros que ayuden a dinamizar el entorno y favorezcan la diversidad económica y comercial». La explicación va en la misma línea que la que se dio sobre la moratoria hotelera.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides