Así opera la ‘mafia’ farmacéutica

El crónico retraso en el pago de las recetas provoca que muchos profesionales cierren los ojos ante la proliferación de los 'camellos'
farmacia
farmacia

En un establecimiento de farmacia, la facturación al Servicio Nacional de Salud (SNS) supone, de media, el 63% de los ingresos. Como es obvio, si la Administración no paga en los plazos establecidos provoca un grave desequilibrio en la economía del farmacéutico, a quien las distribuidoras obligan a abonar prácticamente al contado los medicamentos que le entregan.

La Generalitat de Catalunya se ha convertido en la administración del Estado español más morosa con los farmacéuticos. Esta situación de extrema precariedad se arrastra desde hace dos años y a las postrimerías de este 2014 está llegando al límite.

Los farmacéuticos esperan con ansia el día 5 de cada mes: es la fecha en la que, según el acuerdo subscrito con la Generalitat, les tienen que abonar la factura de las recetas dispensadas. Pero el 5 de noviembre, la Generalitat no pagó los 111,7 millones correspondientes al mes de septiembre y este 5 de diciembre tampoco ha pagado los 118,7 millones del mes de octubre.

Diciembre congelado
La desesperación de muchos establecimientos es tan extrema que el Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Catalunya, que normalmente es muy «blando» y complaciente con la Generalitat, se ha visto en la obligación de emitir un comunicado denunciando esta situación. Y, lo que es peor, no hay expectativas ciertas que durante este mes de diciembre los farmacéuticos catalanes puedan cobrar una parte del que les debe la administración. Todo queda a expensas de una nueva inyección del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) del ministro Cristóbal Montoro, que ya veremos si llega.

Lo confiesa un profesional con muchos años de experiencia en el sector: «Hay farmacéuticos que, debido a la desesperación porque no cobran de la administración, caen en la tentación de las ‘mafias’ que operan en el próspero negocio de la exportación ilegal de medicamentos». Cómo ya explicamos en EL TRIANGLE n.1163, en el Estado español los medicamentos son muy baratos, en comparación con otros países, debido a la política de precios a la baja que impone el Ministerio de Sanidad. Esto hace que su exportación -legal o ilegal- a países del centro y el norte de Europa, Rusia, el Magreb u Oriente Medio sea muy rentable.

El ‘mercado negro’
Un dato: la asociación que aglutina a las distribuidoras de medicamentos al Estado español, Fedifar, representa a 52 empresas con 160 almacenes mayoristas. Pero hay 190 empresas más que se dedican a esta actividad de manera paralela y/o fraudulenta. Hay que tener en cuenta que un medicamento que se dispensa a las farmacias del Estado español puede generar un margen de beneficio del 800% colocándolo en otros países.

LEE EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides