ERC marca distancias con la conferencia convocada este día 20 por el filósofo Jordi Graupera para presentar "Una propuesta para Barcelona", de la que no se han concretado muchos detalles, más allá de que varios medios han avanzado que propondrá unas primarias para que las fuerzas independentistas concurran juntas con un único candidato a las elecciones municipales de 2019 para conquistar el Ayuntamiento de Barcelona.

Aunque manifiesta respeto por la iniciativa, ERC destaca que ya tienen un candidato fruto de su propio proceso de primarias, Alfred Bosch, y que no se sienten vinculados por la figura de Graupera. De hecho, indican que la lista única siempre la propone el mismo espacio político -el de la antigua Convergència- para atarlos corto ante una perspectiva de ser superados, y asocian este último movimiento a la sucesión del última cabeza de lista convergente y ex-alcalde, Xavier Trias.

Una fuente de ERC, que no esconde su malestar, dice que en el partido perciben que la idea de Graupera se encaminaría a un "Junts per Barcelona" conectado con Bélgica, donde el filósofo se ha reunido los últimos días con Carles Puigdemont. También destaca que esta iniciativa no haya tendido puentes con la CUP.

Graupera ha explicado que no ha pactado nada de entrada con ningún partido ni tiene nadie detrás, pero que se reúne "con todo el mundo que me llama". Según ha escrito también en Twitter, ha enviado su propuesta a Oriol Junqueras, Joaquim Forn y los Jordis, la ha explicado a Bosch y Trias, y, al margen de Puigdemont, también quería trasladársela en persona a la ex-consejera Clara Ponsatí y al diputado de ERC y dirigente de Demòcrates Antoni Castellà.