Lo mismo que a Pablo Casado: facilitar la investidura de Pedro Sánchez como presidente del gobierno. Federico Jiménez Losantos, uno de los comunicadores más influyentes sobre la derecha española, tal vez el más duro contra el PSOE, ha escrito en el diario El Mundo que los líderes de PP y Cs tienen que facilitar la investidura del líder del PSOE y presidente en funciones "para evitar lo que más le gustaría: depender del separatismo".

En concreto, encarga la tarea en primer lugar a Rivera y, "si no lo hace Rivera, al que Macroneón [Emmanuel Macron] ha traicionado vilmente con Sánchez, hágalo Casado". "Tras la gresca electoral, evitemos el desastre nacional", plantea antes de añadir cinco. condiciones: "Navarra, indultos, impuestos, enseñanza en español, limpiar cloacas e independencia judicial".

Rivera ve su liderazgo cuestionado ahora mucho más que Casado, que se ha beneficiado del bálsamo de las últimas elecciones. No sólo se trata de Losantos, que lo ve como a Rosa Díaz con UPyD, a punto de cargarse el partido. El exasessor de Cs Manuel Conthe pió sobre los naranjas que "me están empezando a parecer unos payasos". Pero, sobre todo, el promotor de Cs y mentor de Rivera Francesc de Carreras lo exhortó, como Losantos, a pactar con el PSOE para impedir que los socialistas pacten con Podemos y "los nacionalistas".

Además, lo retrató como "un adolescente caprichoso que da un giro estratégico de 180 grados y prioriza los supuestos intereses de partido a los intereses de España".

Por último, otro columnista de El Mundo y también promotor del partido, Arcadi Espada, ha destacado que "si de Cs hubiera dependido, hoy Barcelona tendría un alcalde independentista" y, como guinda, que Manuel Valls, con quien Rivera y su dirección han partido peras finalmente este lunes, se equivocaría "gravemente" si no luchara por liderar la formación naranja.