Los líderes independentistas encarcelados ya están en Lledoners. Han llegado poco antes de las cuatro de la tarde. Los siete hombres han salido de buena mañana de la prisión de Zuera, en Aragón, y las dos mujeres directamente desde la prisión de Alcalá-Meco, en Madrid, en dirección a Brians 2, a Sant Esteve Sesrovires. Es el centro donde han hecho el cambio de custodia y la Guardia Civil los entrega a los Mossos.

Pasaban justo cinco minutos de las tres cuando Oriol Junqueras, Raül Romeva, Joaquim Forn, Josep Rull, Jordi Turull, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart han llegado en furgoneta, blindados por numerosos furgones de los Mossos d'Esquadra.

Allá en medio, centenares de personas que esperaban bajo el solo y el intenso calor desde hacía más de cuatro horas los han recibido con gritos de "no estáis solos" y Forn y Turull, con la ventana bajada han podido saludar sacando el brazo.

Una vez dentro de la prisión, han podido llamar a sus familias y han recibido la visita del presidente Quim Torra.

Su traslado de tres días desde Madrid se ha hecho en un autobús de la Guardia Civil preparado para esta función. Un helicóptero de los Mossos ha sobrevolado el recorrido por Cataluña para evitar incidentes.

Las mujeres, que han salido de Madrid a las 8.30 h, han llegado a Brians 2 quinze minutos más tarde que los hombres, y lo han hecho en un coche de la Guardia Civil con los vidrios oscuros.

Después, Carme Forcadell y Dolors Bassa han sido trasladadas a prisiones diferentes. La expresidenta del Parlamento al Mas d'Enric, al Catllar, en el Tarragonès, y la ex consejera de Asuntos Sociales a Puig de les Basses, en Figueres.