La Fiscalía de Barcelona ha presentado un recurso de apelación contra el archivo de la investigación sobre los Mossos d'Esquadra por presunto espionaje con motivación política. La decisión, adoptada por el Juzgado de Instrucción número 22 de Barcelona, también ha sido recurrida por los querellantes, representados por el abogado José María Fuster-Fabra.

Las querellas se presentaron después de que la Policía Nacional interceptara documentos que los Mossos pretendían destruir en la incineradora Tersa de Sant Adrià de Besòs en octubre de 2017. Entre estos documentos había informes sobre investigaciones a políticos y periodistas que según los querellantes tenían una motivación política que, en cambio, el juez ha descartado.

De hecho, en su auto, el titular del Juzgado número 22 de la capital catalana indicaba que la tesis de los seguimientos con motivación política "ha quedado desmentida por las explicaciones aportadas".