La Plataforma Patriótica Millán Astray, que agrupa veteranos legionarios, ha exigido a Vox que no vuelva a poner la canción El novio de la muerte en sus actos políticos o del contrario les denunciarán ante la Junta Electoral Central (JEC). Los veteranos argumentan que el himno de la Legión española "no es patrimonio de ninguna fuerza política".

La plataforma de antiguos legionarios ha hecho público un comunicado en el cual muestran su "firme oposición" al hecho de que se continúe usando "indebidamente durante la campaña electoral El novio de la muerte. Se da la circunstancia que Vox es la única formación política que se presenta a las elecciones del 28-A y que entona la letra del himno legionario en todos sus actos electorales.

Los veteranos legionarios denuncian que "esta Plataforma lleva observando con profunda preocupación que desde la campaña electoral a las Elecciones Andaluzas se hace un uso sistemático de este Himno que, como todo el relativo a la Legión, no es patrimonio de ninguna fuerza política, sino que pertenece en España y al conjunto de la Sociedad Española".

Los antiguos legionarios afirman que han intentado hacer llegar esta demanda a los implicados pero que ante "lo infructuoso" de sus intentos amenaza que si se vuelve a usar "una sola vez más" El novio de la muerte en un acto electoral lo denunciarán a la JEC.

La plataforma legionaria considera que "es importante salvaguardar lo que más nos une de intereses partidistas que sólo pretenden obtener una foto en un contexto tan lejano a un proceso electoral. El respeto a los espacios ajenos a la política es verdaderamente una asignatura pendiente de nuestra clase política en su conjunto".

En este mismo contexto, la junta de gobierno de la Congregación de Mena que sale de procesión por Semana Santa con el Cristo de la Buena Muerte en Málaga llevado por legionarios ha mandado una carta a los líderes de PP, Pablo Casado, de Ciudadanos, Albert Rivera, y de Vox, Santiago Abascal, en la cual les piden que "tengan a bien" no asistir a ninguno de los actos previstos por la cofradía malagueña.

La Congregación de Mena quiere evitar que sus procesiones "puedan llegar a convertirse en un acto más de campaña electoral" de las elecciones generales del próximo 28 de abril.