El sindicato independentista Intersindical CSC ha aplazado una semana la huelga general que había convocado en Cataluña para el 11 de octubre. El preaviso conocido este lunes señala como nueva fecha el próximo día 18.

Convocada formalmente contra la reforma laboral, para reivindicar el salario mínimo de 1.200 euros y a favor de la igualdad de género en el mundo laboral, entre otros argumentos, en realidad se trata de una respuesta a la sentencia que dictará los próximos días el Tribunal Supremo contra los dirigentes del proceso.

El motivo del aplazamiento de la huelga aducido por el sindicato es la necesidad de preparar la movilización "con las mejores condiciones". El aplazamiento de una jornada como esta no es una novedad, ya que la Intersindical-CSC aplazó la jornada de protesta prevista inicialmente para el 7 de febrero hasta el 21 del mismo mes, con el inicio del juicio al Supremo como trasfondo.

Los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, así como Fomento del Trabajo y Cecot, se han desmarcado de la movilización. La Intersindical-CSC fue una impulsora principal del paró del 3 de octubre de 2017, organizado como reacción a los hechos del 1-O.