Jordi Sànchez ha hecho uso de su primer permiso penitenciario y ha salido esta tarde de la prisión de Lledoners. El expresidente del ANC estará fuera de la prisión durante 48 horas, después de 830 días encarcelado. Ha salido del centro acompañado de su mujer y su hija, y él mismo lo ha explicado en Twitter.

Igual que hizo el presidente de Omnium Cultural, Jordi Cuixart, Sànchez ha saludado a los periodistas que había a la entrada de la prisión y ha dado las gracias por el apoyo.

Sànchez ya ha cumplido más de una cuarta parte de la condena que el Supremo le impuso por sedición en la sentencia del proceso.

Después de salir de Lledoners, el dirigente ha señalado a través de su cuenta de Twitter que empieza el primer permiso de dos días "para estar con la familia", pero remarca que "un permiso no es la libertad" sino "un paréntesis después de más de 19.944 horas de prisión". Sànchez también reivindica la amnistía para los presos independentistas como el único medio para devolver la libertad. "Seguimos fuertes" y "sin desfallecer", asegura.

Una semana después de salir con su primer permiso, Jordi Cuixart supo este viernes que la prisión de Lledoners ha dado luz verde a su segundo permiso , en este caso de 72 horas.