La dirección de Nissan Motor Ibérica ha informado al comité de trabajadores de la empresa que ha decidido presentar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará hasta 600 trabajadores de su planta de la Zona franca de Barcelona.

En un comunicado, la dirección de Nissan afirma que "la decisión persigue el imperante objetivo de la compañía de conseguir un acuerdo que permita llevar a cabo las medidas de ajuste necesarias para poder garantizar la competitividad y la sostenibilidad de las plantas de Barcelona" que funcionan al 30% de su capacidad.

Este ERO llega después del fracaso de la negociación entre la dirección y los trabajadores para concretar el ajuste de personal que había planteado la empresa. En este contexto, la dirección ha dicho que mantiene la intención de invertir 70 millones de euros en una nueva planta de pintura de última generación a condición de que se hagan los recortes de personal previstas.

La empresa afirma que tiene la voluntad de que estos ajustes de personal se concreten en medidas de carácter voluntario y un plan de prejubilaciones. Nissan ofrece el 80% del salario limpio hasta la jubilación a los 63 años los trabajadores que acepten la prejubilación, a pesar de que hasta ahora a compensación conseguía el 90% del sueldo.