Rubiales lamenta ante la Audiencia Nacional los «cambios de versión» de Hermoso

El expresidente de la RFEF defiende que él ha dicho siempre la verdad y pide que "se haga justicia"

Luis Rubiales

El expresidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, ha dicho este viernes que él mantendrá su versión sobre el beso no consentido a Jennifer Hermoso en la final del mundial de fútbol femenino del año pasado. «Cuando pasaron los hechos en la entrega de medallas hubo una única versión de las dos partes, pasados unos días, una de las partes cambió su versión. Yo mantendré la mía del principio hasta el final, porque es la verdad», ha declarado a la prensa al salir de comparecer ante la Audiencia Nacional por presuntos delitos de agresión sexual y coacciones. «Espero que todo salga bien y se haga justicia», ha afirmado.

Rubiales ha comparecido esta mañana ante la Audiencia Nacional después de que el juez Francisco de Jorge acordara la semana pasada la apertura de juicio oral contra él por el beso que hizo a la jugadora Jennifer Hermoso en el marco de la celebración del campeonato mundial conseguido por la selección estatal femenina en Sidney, Australia.

La escena, que tuvo lugar el 20 de agosto del año pasado, generó una enorme polémica cuando la jugadora manifestó que el beso no había sido consentido. El caso también juzga a Rubiales por las presuntas coacciones que la jugadora habría recibido después para que manifestara públicamente que sí que lo había sido. El expresidente de la RFEF está acusado de agresión sexual y de coacciones.

El magistrado también ha enviado a juicio por coacciones al exdirector deportivo de la selección española masculina de fútbol Albert Luque, el exentrenador de la selección femenina Jorge Vilda y el exresponsable de marketing de la RFEF Rubén Rivera. El juez impone a Rubiales una fianza de 65.000 euros por el delito de agresión sexual que tiene que consignar en 24 horas. A la vez le impone una segunda fianza de la misma cantidad por el delito de coacciones, que en este caso tiene que satisfacer de manera conjunta con los otros tres encausados.

Tanto Hermoso, como la Asociación de Futbolistas Españoles, como la Fiscalía piden un año de prisión para Rubiales por el delito de agresión sexual y un año y medio de prisión para él y para cada uno de los otros tres acusados por el delito de coacciones. A parte, Hermoso y la Fiscalía piden a Rubiales, en concepto de responsabilidad civil, 50.000 euros por el delito de agresión y 50.000 más, de manera conjunta con los otros tres acusados, por el delito de coacciones.

(Visited 34 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario