Ecologistas en Acción avisa que talar árboles para combatir la sequía es «otro error grave» del gobierno catalán

Critica que la medida se haya adoptado sin valorar el impacto que tendrá sobre los ecosistemas forestales

La muntanya de Montserrat, envoltada de boscos (ACN, Nia Escolà)

Ecologistes en Acción ha cargado contra la decisión del gobierno de la Generalitat de retirar árboles de bosques muy densos para facilitar que el agua de lluvia llegue a los ríos y a los acuíferos. La organización ha criticado este anuncio al considerar que «vuelve a hacer una huida hacia adelante» en relación con el problema de la sequía y se centra en conseguir más recursos hídricos en lugar de «cuestionar el modelo económico vigente» que se basa en un uso «desmesurado» de un recurso limitado.

Así mismo, ha considerado que la medida se ha adoptado sin valorar el impacto que tendrá sobre los ecosistemas forestales y lo ha comparado con la reducción de los caudales ecológicos de los ríos de las cuencas internas, que deja los ecosistemas acuáticos «en un estado deplorable».

La organización medioambiental ha considerado que «las contradicciones del Govern son enormes y van en sentido diametralmente opuesto a hacer frente a la crisis ecológica global, causando última de la sequía y las crisis sanitarias, sociales y económicas asociadas a la emergencia climática y de biodiversidad», ha apuntado.

En este sentido, también ha lamentado que el ejecutivo catalán haya apostado de forma masiva por la desalación como solución, «sin hablar en ningún momento del inmenso consumo energético y emisiones asociadas de gases invernadero que comporta esta actividad».

Alto impacto en el medio ambiente

Ecologistas en Acción ha alertado que la reducción de la masa forestal provocará menos interceptación  de la lluvia y, por lo tanto, menos evaporación. «En un contexto en que la humedad del aire es un serio problema (la más baja en cuatrocientos años) para la supervivencia de la vegetación, reducir la evaporación a escala local para conseguir más agua en los ríos provocaría más sequedad ambiental y, por lo tanto, potencialmente más muerte forestal», ha detallado. A la vez, ha recordado que un ecosistema, cuanto más complejo es y más elementos tiene, más hace recircular los elementos y la energía y más contribuye al enfriamiento del planeta: «Con estas medidas apresuradas y poco reflexionadas, muy probablemente nos estamos cargando la mejor herramienta para mantener en límites aceptables la temperatura del planeta», ha dicho.

En segundo lugar, ha avisado que podría suponer un incremento neto de las emisiones de dióxido de carbono de Cataluña porque no hay ninguna garantía que los árboles restantes sean más eficientes en la captura de este gas, ni que la madera que se retira mantenga el carbono inmovilizado.

Paralelamente, ha considerado que la actuación puede provocar una erosión de los suelos a las zonas de cabecera. En este sentido, el riesgo de aumento de escorrentía tiene un impacto potencial en la capacidad de almacenamiento de los embalses. «El gran problema de estos reservorios es que, despacio, pero sin pausa, se van colmatando de sedimentos», ha indicado.

Además, ha recordado que los bosques contribuyen a reducir la contaminación de compuestos de nitrógeno en la atmósfera y ha fertilizar el suelo y que la propuesta solo plantea la reducción del impacto sobre la fauna en no actuar en época de reproducción y cría. «Esto es un claro desprecio al conjunto de impactos que la actividad forestal provoca sobre los organismos vegetales y animales en los bosques, que incluye erosión del suelo, pérdida de habitat, destrucción de madrigueras y nidos, perturbaciones por ruidos, entre otros».

Ecologistas en Acción ha reclamado que la sequía se afronte, tal como plantea la campaña ‘De donde no hay, no mana’, mediante una reducción de los consumos de todos los sectores, pero especialmente de los grandes derrochadores, como la ganadería y la agricultura industrial por exportación; el turismo; los macroproyectos como el Hard Rock, las piscinas de surf o los Juegos Olímpicos de invierno; las urbanizaciones masivas para hacer segundas residencias y atraer visitantes extranjeros. También ha apostado para reducir las concesiones de agua a la industria embotelladora y un plan de inversiones para optimizar las redes municipales.

(Visited 122 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario