Hoteles y restaurantes de la Costa Brava piden más claridad con la emergencia por sequía

El sector defiende que hace los deberes y reclama a la Generalitat celeridad con las ayudas

La coberta per estalviar aigua a la piscina de l'hotel Barcarola de Sant Feliu de Guíxols (ACN)

Hoteles y restaurantes de la Costa Brava Centre piden más claridad al Govern de la Generalitat con la emergencia por sequía. El sector se pregunta, por ejemplo, cómo se controlarán los límites de consumo con los turistas: «Lo tendrá que hacer el establecimiento o bien la Generalitat? Habrá que llevar un registro?», plantea la gerente del Grupo Costa Brava Centro, Judit Lloberol. El sector reclama que se le aclaren las dudas, y que se haga con suficiente tiempo antes de que reabran los alojamientos. «Nos recuerda un poco al covid, cuando recibíamos las normativas de un día para el otro», lamenta Lloberol.

Hoteles, restaurantes y campings defienden que hacen los deberes, quieren celeridad con las ayudas anunciadas y, sobre todo, les preocupa la imagen que se pueda dar del destino de puertas afuera. Bajo el nombre de Costa Brava Centre se reúnen hasta 350 establecimientos (entre hoteles, restaurantes, campings y otros alojamientos). Su gerente recuerda que ya hace tiempo que todos van a la par para reducir el consumo de agua y sensibilizar a los turistas, en especial a partir del verano del año pasado.

«La sequía no se puede negociar; no estamos hablando de un convenio ni de un impuesto, sino de un problema real», subraya Lloberol. «Por lo tanto, adoptaremos aquellas medidas que se nos hagan llegar», concreta la gerente, en referencia a las diferentes restricciones que ha ido dictando la Generalitat ante la falta persistente de lluvias, y las que llegarán ahora con la entrada en emergencia.

Ahora bien, los hoteles y restaurantes tampoco esconden las dudas y la preocupación de ver cómo se controlará el consumo de agua, sobre todo cuando se esté en plena ocupación. «Quizás con los alojamientos será más fácil, porque llevan un registro de viajeros, pero con la restauración esto no pasa», dice Lloberol. Además, el sector turístico también se pregunta quién tiene que garantizar que se cumplan los límites por persona y día: «Cuando haya la llegada de turistas, ¿quién lo controlará? ¿Será el establecimiento mismo o la administración? Aquí estamos a la expectativa, porque los días pasan muy rápido, de aquí a poco ya estaremos en Semana Santa, y es cuando se tendrá que empezar a aplicar», dice la gerente del Grupo Costa Brava Centre.

Aparte de pedir más claridad al gobierno catalán, los hoteles y restaurantes también reclaman que las respuestas y directrices lleguen con suficiente antelación antes de que empiecen a subir las reservas. «Que no se nos diga de un día para el otro, porque con la sequía tenemos un poco la misma sensación que con el covid; es decir, que nos levantábamos por la mañana, leíamos las medidas en el DOGC y teníamos que correr a explicar a los socios qué tenían que hacer», precisa Lloberol. La gerente del grupo también pide a la Generalitat celeridad con las ayudas que se han anunciado para el sector, tanto en cuanto al dinero como «al papeleo» para solicitarlas.

(Visited 34 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario