El 76% del hachís decomisado el pasado año en Cataluña se interceptó en Tarragona

La Guardia Civil incauta 22.000 plantas de marihuana este 2023 y desarticula cinco bandas dedicadas a su cultivo

El tinent coronel de la Guàrdia Civil de Tarragona, Jordi Verger, durant l'entrevista feta a la seva oficina de la comandància tarragonina

El 76% del hachís decomisado en 2022 en Cataluña se interceptó en la provincia de Tarragona, según datos de la Guardia Civil. Desde principios de año y hasta noviembre, el cuerpo ha desarticulado cinco organizaciones dedicadas al tráfico de marihuana. Estas actuaciones se han saldado con 22.000 plantas incautadas, 50 detenidos y 35 registros. En una entrevista en la ACN, el teniente coronel de la comandancia tarraconense, Jordi Verger, ha subrayado que han descabezado la cúpula de estos grupos y que la presión policial ejercida ha hecho que se desplacen hacia otros lugares. También señala que algunos de los arrestados son víctimas del tráfico de seres humanos.

Verger explica que el hachís llega vía marítima desde el norte de África a las costas tarraconenses y ebrencas. En el caso de la provincia, dice que existen organizaciones que facilitan la llegada y el almacenamiento de esta droga, así como su transporte, principalmente, hacia Europa. «Tradicionalmente, nos hemos encontrado con organizaciones que ya van haciendo esto y que junto a la presión en el sur de España, con operaciones especiales contra este fenómeno delincuencial, ha hecho que estas bandas busquen otra vez el ámbito de Tarragona», indica el responsable policial.

Por lo que, indica, el 76% del hachís que se comisó el pasado año en Catalunya se interceptó en la provincia tarraconense. En concreto, se incautaron de 7.852 kilogramos de esta sustancia en el año 2022 y en lo que llevamos de este año la cifra asciende a los 9.965 kilogramos. «Con esta presión hecha en Tarragona hemos podido verificar que estas organizaciones han desplazado sus actuaciones de descarga a otras provincias y, por tanto, tenemos constancia de la llegada de hachís tanto a la provincia de Barcelona, de Girona o también a la de Castellón; al menos hemos conseguido que estas bandas se planteen buscar otras alternativas», ha añadido.

Verger afirma que les preocupa que las organizaciones criminales elijan Tarragona o Cataluña como el lugar para instalar su actividad delictiva. «Preferiríamos que no lo hicieran, estamos intentando que lo tengan muy difícil para hacer estas plantaciones y que si las montan tarde o temprano las podamos detectar para que se dediquen a otra cosa o que lo hagan a otro país que no sea España», ha aseverado.

(Visited 46 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario