Oriol Soler era el ‘cerebro’ de Tsunami Democràtic

El sumario que instruye el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón incluye informes que ha realizado la Guardia Civil sobre este movimiento clandestino

oriol soler faqs
oriol soler faqs

El empresario Oriol Soler, detenido en la operación Volhov, realizada por el juzgado de instrucción número 1 de Barcelona el octubre del 2020, era uno de los dirigentes más importantes de Tsunami Democràtic. Así se refleja en los primeros informes sobre esta plataforma clandestina que ha realizado la Guardia Civil para el juez Manuel García Castellón, de la Audiencia Nacional. “Oriol Soler habría participado activamente en la monitorización de las acciones de Tsunami Democràtic en tiempo real y en la toma de decisiones, y se han encontrado conversaciones en este sentido relativas a las acciones del Aeropuerto Josep Tarradellas El Prat, la jornada de reflexión del 9 de noviembre del 2019 o el corte de la AP-7 los días 11, 12 y 13 de noviembre del 2019, entre otros”, dice el informe policial.

Los investigadores cargan sobre sus hombros hechos de los cuales se ha contrastado la veracidad, según explican, como la participación de Soler en la organización de acciones como los “colapsos del aeropuerto de Madrid-Barajas y actas durante la celebración del clásico entre el FC Barcelona y el Real Madrid el 18 de diciembre del 2019”. En esta última acción, Tsunami planeaba hacer bajar al terreno de juego una pancarta reivindicativa llevada por drones, pero la vigilancia policial frustró su dispositivo. Además, la intención era llenar el campo con pelotas hinchables con el lema Spain, sit and talk, acción que también resultó un fracaso. La fallida acción en el Camp Nou significó el comienzo del fin de Tsunami Democràtic después de apenas un par de meses en activo.

El informe de la Guardia Civil relata que Oriol Soler “demuestra tener una extensa y multidisciplinaria red de contactos con personas que, en diferente grado de intensidad, habrían ejercido funciones significativas en la organización y la ejecución de las acciones de Tsunami Democràtic”. El empresario es considerado “pieza activa y fundamental en el espectro estratégico de Tsunami, y se puede inferir que tenía conocimiento de la ilicitud e incluso la posible calificación como terrorismo de los hechos protagonizados por Tsunami”.

Su especialidad es la comunicación, no en balde ha estado promotor de varias aventuras mediáticas a lo largo de las últimas dos décadas. Soler fue uno de los que pusieron en marcha el grupo Cultura03 o el diario Ara, por ejemplo, antes de acontecer director general de la cooperativa Abacus, cargo que mantiene en la actualidad. Además, fue el artífice de varios videos y campañas de comunicación de Òmnium Cultural y el ANC. Dirigió la campaña Ara es l’hora y codirigió la estrategia de comunicación de Junts pel Sí en las elecciones del 27-S del 2015, y se le sitúa en el estado mayor del procés que llevó al referéndum. El 9 de noviembre del 2017, mantuvo una reunión con Julian Assange en la embajada de Ecuador en Londres. Esta entrevista, a la cual Soler asistió con Andreu Grinyó, un experto en marketing, sirvió para algo: a partir de entonces, Assange se alineó con las posturas más radicales del independentismo catalán. Este bagaje le sirvió a Soler para hacerse un lugar en la cúpula de la organización del Tsunami.

“Oriol Soler, junto a usuarios como Konan o, desde un nivel superior, Pare Carbasser, dirige e integra el aparato encargado de la estrategia comunicativa de Tsunami Democràtic”, asegura la Guardia Civil. Esta afirmación permite argumentar a los investigadores que “ha participado activamente en la confección de los comunicados oficiales de Tsunami Democràtic, mesurando los tiempos para su publicación, calculando su equidistancia temporal con las acciones previstas y planificando la repercusión mediática mediante el mantenimiento de una extensa red de contactos con diferentes medios de comunicación social”.

Tándem con ‘Konan’

Que era una pieza fundamental del entramado de Tsunami parece confirmado por varios hechos, entre ellos que fue uno de los primeros a lanzar la consigna Spain, sit and talk, que sería el lema clave para boicotear el partido de fútbol de diciembre del 2019. Pero también hay conversaciones que corroboran esta tesis: “Este extremo se pone de manifiesto en sus conversaciones con el usuario de Wire con el pseudónimo de Konan. Una de las conversaciones entre los dos interlocutores versaba sobre la investigación de canales de confianza con periodistas a través de Konan, con la intención de ser portada del diario El País o de conceder una entrevista de Tsunami con este diario. En este mismo sentido, pretendían que se diera publicidad a las acciones de la plataforma a través de medios como la Cadena SER o la agencia EFE, como se advierte en el mensaje ‘de hoy por mañana, tendríamos que hacerlo vía EFE // Mañana podemos buscar alguien de confianza que nos abra canal seguro’”.

El nombre de Konan se refiere al diputado de ERC Ruben Wagensberg, que era el encargado de redactar los comunicados que después filtraba Soler para sacar el máximo rendimiento en cuestión de impactos mediáticos. “Hay que mencionar que, en el marco de esta estrategia comunicativa, se cuenta con la connivencia de figuras políticas. Estos hechos se deducen de mensajes como ‘Ya están los tuits de krls’”. El nombre de krls es el que utiliza Carles Puigdemont como usuario de Twitter.

Los informes policiales dan a Oriol Soler una gran importancia en el organigrama de la plataforma clandestina. “Queda acreditado el papel preponderante de Oriol Soler a la hora de marcar los tiempos para la publicación de la aplicación de Tsunami Democràtic. Este extremo se pone de manifiesto en las conversaciones entre el usuario Konan y Oriol Soler, y en los cuales también se denominan Pare Carbasser y Congestus como actores fundamentales”. En otro momento, los investigadores afirman: “Atendiendo el estudio del contenido de las diferentes conversaciones, se puede confirmar que Oriol Soler es una figura clave en la organización del movimiento Tsunami Democràtic, como se confirma en varias conversaciones en las cuales se evidencia la información de que dispone este sobre los actos que Tsunami tiene intención de realizar, con antelación a su realización, y destaca que estas acciones fueron las más violentas y las que causaron más impacto internacional”.

El empresario está en el ojo del huracán: “Otro de los aspectos que podemos confirmar es la posición de influencia que ejerce Oriol Soler sobre los otros miembros, como se desprende en la conversación mantenida el día 17 de octubre del 2019, después de los graves altercados que se produjeron en Cataluña, protagonizados/alentados por la plataforma Tsunami Democràtic, por unos comentarios contrarios al que estableció o dirigió Soler a su partido, que realiza Lluís Pérez Lozano al grupo Indis Grup 1O”. Lluís Pérez, profesor de la Universitat Pompeu Fabra, era director académico de la Fundació Josep Irla, la entidad de referencia de ERC. El grupo Indis Grup 1O, por su parte, operaba en redes sociales y se dedicaba, según los informes policiales, a manipular información y noticias “desde los diferentes estamentos a los cuales pertenecen y que conforman los medios de comunicación más importantes de Cataluña, fijando sus declaraciones, opiniones y redacciones sobre todos los sucesos acontecidos”. Por eso, la diana de los investigadores se ha puesto ahora en la figura de Oriol Soler.

(Visited 682 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario