Un desprendimiento mata a tres trabajadores de la mina de Súria

Los cuerpos de emergencia estudian cómo rescatar los cuerpos, que se encuentran a 900 metros de profundidad

Mossos y servicios de emergencia en la mina de Súria (ACN)

Foto: ACN, Nia Escolà

Tres trabajadores de la mina de Súria (Bages) han muerto atrapados este jueves por un desprendimiento a 900 metros de profundidad. Los cuerpos de emergencia, según informa la ACN, estudian cómo rescatar sus cuerpos. Los tres trabajadores fallecidos en el accidente son geólogos, dos de ellos estudiantes que estaban cursando un máster en la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) de Manresa. Uno de los jóvenes tenía contrato laboral y el otro estaba en prácticas.

Los Mossos d’Esquadra y los Bomberos han recibido el aviso por el accidente antes de las nueve de la mañana y se han movilizado varias dotaciones, incluidas las unidades canina y de subsuelo y el equipo de montaña de los Mossos, y dos unidades terrestres, dos helicópteros medicalizados y psicólogos del Sistema de Emergencias Médicas (SEM).

El anterior accidente en las minas de la zona se produjo, también, por un desprendimiento, en 2020, en la mina de Vilafruns (Balsareny), que también es propiedad de ICL Iberia Súria & Sallent, antes denominada Iberpotash. En 2015 y 2013 también se produjeron accidentes mortales, con una y dos víctimas, respectivamente, también en Balsareny.

La mina Potasa de Súria es una instalación recientemente renovada y la última inspección por parte de la Generalitat fue hace tres semanas, y no se detectó ningún problema que motivara la apertura de ningún expediente, según ha explicado el consejero de Empresa y Trabajo, Roger Torrent, que ha comparecido con el consejero de Interior, Joan Ignasi Elena, desde Súria. Elena ha indicado que el rescate no será corto porque hay dificultades para acceder al punto donde han quedado atrapados los tres trabajadores, a 900 metros de profundidad. Hay que asegurar la zona para garantizar la seguridad de los equipos de emergencias. Por prudencia, el consejero no ha confirmado la muerte de los tres trabajadores, a pesar de que ha reconocido que “los indicios hacen temer lo peor”.

En el momento del accidente había unas 200 personas en la mina. Los trabajadores explican que en las condiciones del accidente, es imposible que sigan con vida, pero que por respeto a las familias no se confirman las muertes hasta que no se rescaten los cuerpos.

Súria decreta dos días de luto

El alcalde de Súria, Albert Coberó, ha explicado que el municipio se siente «consternado» después del triple accidente mortal de este jueves en la mina de Cabanasses. «Somos un pueblo minero. Mucha gente trabaja en la mina o conoce a alguien que trabaja», ha subrayado. El alcalde ha añadido que los hechos son «una gran sacudida» para el pueblo, y se han decretado dos días de luto a la vez que se han suspendido todos los actos.

(Visited 66 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario