El síndic de greuges denuncia comisarías de la Guardia Urbana inseguras

David Bondia alerta de que existen protocolos internacionales sobre el trato a los detenidos que se están incumpliendo

Comisaría de la Guardia Urbana de Barcelona

La Sindicatura de Greuges de Barcelona ha presentado las conclusiones del informe que analiza las condiciones de los equipamientos policiales de la ciudad y ha detectado diversas carencias que afectan a la seguridad tanto de los agentes como de la ciudadanía. Según ha explicado el síndic, David Bondia, los edificios presentan deficiencias y, por otra parte, no siempre se siguen los protocolos establecidos con los detenidos.

En relación con las instalaciones de la Guardia Urbana, el síndic ha alertado de que la mayoría de las comisarías están ubicadas en edificios preexistentes y que, por tanto, no están adaptadas del todo a las necesidades del cuerpo policial y tampoco a las de la población: «Cuando la ciudadanía acude a estos edificios, es difícil preservar la intimidad cuando se quiere realizar una denuncia que sea competencia de la Guardia Urbana y también va en contra de la imagen de proximidad que debería ofrecer», ha comentado Bondia.

El informe también constata que «en algunos casos es muy fácil acceder a dependencias de acceso restringido» y que «algunas comisarías carecían de una protección adecuada del perímetro exterior». Además, alerta de que en el área de custodia de tráfico de la comisaría de Les Corts, no hay ninguna sala prevista para que los detenidos se entrevisten con los abogados, por lo que deben subirse a la sala de reuniones a la que se accede por un tramo de escaleras sin cámaras. «Creemos que es una inseguridad, tanto para la persona detenida como para el agente de la Guardia Urbana», ha señalado el síndic.

Incumplimiento de protocolos

Bondia también ha manifestado que hay algunos agentes del cuerpo que avisan a los consulados pertinentes cuando detienen a una persona extranjera, lo que «va en contra del Convenio de Viena de 1963 sobre relaciones consulares». Como ha señalado el síndic, «solo puedes comunicar al consulado la detención de una persona extranjera si ésta lo autoriza o lo solicita, salvo si se trata de menores o de personas con diversidad funcional», y eso no siempre se cumple.

Por otra parte, también se ha detectado que no existe un protocolo establecido para cuando un detenido necesita trasladarse a un centro médico por alguna lesión y que, en contra de lo que dictan las directrices internacionales, muchas veces hay presencia policial en la consulta donde está el detenido. «Según el Protocolo de Estambul, se debe garantizar la confidencialidad de la relación entre médico y paciente. Por tanto, los agentes no pueden estar presentes en esta cita médica salvo si el médico lo pide por temas de seguridad», ha advertido Bondia.

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.