Denuncia por acoso laboral en la ANC

Tres personas han presentado quejas contra la actitud del gerente Miquel Pujadas

El gerente de la ANC, Miquel Pujadas, y la presidenta de la entidad, Elisenda Paluzie

Tres personas que mantenían una relación laboral con la Assemblea Nacional Catalana (ANC) han presentado denuncias y quejas internas durante los últimos meses relacionadas, mayoritariamente, con la actitud del gerente de la entidad independentista, Miquel Pujadas. Según ha revelado El Confidencial, uno de los casos ha terminado en una denuncia judicial por acoso laboral, mientras que las demás trabajadoras optaron por coger la baja.

Las personas afectadas denuncian una intensa carga de trabajo y la actitud prepotente y despótica de Pujadas, a quien han calificado de «machista». Una de las víctimas, trabajadora de administración, cogió la baja por angustia y presentó una demanda judicial por acoso que aún carece de sentencia. Otra de las afectadas es la exresponsable de Marketing, a quien los «abusos de Pujadas» le habrían provocado «una profunda depresión» de la que se sigue recuperando. El caso llegó a la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, y acabó con el despido de la trabajadora por causas objetivas.

La responsable de Comunicación también habría sufrido acoso por parte de Pujadas, y fue recolocada para no tener que depender directamente del gerente. Según han reconocido fuentes de la entidad, aunque la ANC dispone de un protocolo para los casos de acoso laboral, no se puso en marcha en ninguna de las situaciones citadas. En este sentido, las personas afectadas critican que Paluzie no haya tomado ninguna medida y que tampoco se haya cesado a Pujadas.

Impago de un logotipo

El último conflicto laboral relacionado con la ANC es la denuncia de un diseñador gráfico, Carles Ruiz, conocido como Xarly, a quien habían encargado realizar el logotipo de la Conferencia Nacional Antirrepresiva (CNA), celebrada el pasado otoño. Según explica al citado medio, cuando envió el encargo le respondieron que no tenían dinero para pagarle y, más tarde, descubrió que el Frente Común Contra la Represión (FCCR) utilizaba el mismo logotipo firmado por otra persona.

«He llamado al contacto que tenía del acto de Girona y todavía no han rectificado», se queja Xarly, quien señala que siempre está dispuesto a hacer «cosas para la causa» pero que, al ser un acto «tan potente «, hubiera sido un detalle «recibir alguna contribución». Por su parte, la ANC asegura que no organizó el acto y que, pese a encargar un logotipo, «el diseño corrió a cargo de otra entidad, por lo que las quejas deben dirigirse hacia ella».

Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.