Piqué ataca a Freixa mientras se hace el ‘americano’

Fue el único jugador catalán que volvió, como Dest, Neto, Araujo y Coutinho, un día más tarde porque pasó la Navidad en Miami con Shakira en un gesto de poco compromiso y seriedad

Gerard Piqué

O Piqué se aburre mucho o ha perdido, ciertamente, el poco control que tenía de su entorno al margen del fútbol, mientras la estrella de uno de los mejores centrales de la historia del FC Barcelona se apaga inevitablemente permitiendo quemar un contrato que nadie le puede ni le debe discutir porque a él se lo ofrecieron y él firmó con la complacencia de una directiva en aquel entonces presidida por Josep Maria Bartomeu.

Aunque ahora Piqué no deja de hablar de su mala gestión permanentemente y ha acusado a Bartomeu y a su junta de despropósitos y errores, la verdad es que cuando lo firmó ni denuncio ni avisó de que se estaba poniendo en riesgo la estructura económica del propio club. Lo firmó y a cobrar. Lo mismo que ahora, con todo el derecho del mundo, quieren hacer Coutinho y Umtiti.

A propósito de ambos, con una salida muy complicada del club este mes que viene, pero sobre todo sobre Dembélé, Piqué ha salido sorprendentemente a criticar a un candidato a la presidencia del FC Barcelona en las pasadas elecciones. Lo que empezó siendo un intercambio de comentarios entre el periodista Alfredo Martínez y Toni Freixa acabó en una pequeña salida de tono de Piqué. Esta fue la secuencia:

@Alfremartinezz: “Dembelé le costó al Barcelona 105 M€ más 20 en variables de traspaso. Ha cobrado cerca de 17 M entre fijo y variables durante estos 4 años. Se ha pasado más de la mitad el tiempo lesionado. Si cree que debe exigir más está en su derecho, pero, lo siento, no se lo merece”

@tonifreixa: “Alfredo, lo marca el mercado, no sus merecimientos. Si otros clubes pagan más, es lógico que su agente busque el mejor contrato”

@Alfremartinezz: “No he dicho que no sea lógico. Algo de agradecimiento por lo recibido y que casi lo ha devuelto no está de más. No creo que la oferta del Barcelona sea indigna. Que disfrute de su luna de miel. Muy profesional todo por su parte”.

@tonifreixa “Así son los jugadores. Ninguna sorpresa para mí. Pensar que renovaría a la baja para permitir así inscribir a un jugador recién fichado que juega en su misma posición, es de traca”.

Aquí es donde Gerard Piqué soltó una especie frase con especial resentimiento y mala intención.

@3gerardpique En respuesta a @tonifreixa @Alfremartinezz “No generalices con el ‘así son los jugadores’. Es como si yo dijera ‘así son los candidatos, no pagan a sus colaboradores’”, en alusión a una información que no tuvo continuidad por parte del diario Ara por quejas de un sector de la candidatura que, a su criterio, no acabó cobrando alguna cosa pactada.

Poco después, otro tuitero, @Pere_Ametller, respondiendo a @3gerardpique
@massanagranaire y 2 más, dejó escrito esto: “Es como si yo dijera ‘así son los futbolistas que se meten a hacer de empresarios, que después tienen un restaurante llamado Blue Spot Barcelona que no paga a sus proveedores’”.

La trifulca acabó más o menos así con Toni Freixa, muy tranquilo y como es habitual en su twitter sin querer ir más allá ni calentarse, mucho menos en contra un futbolista del primer equipo.

Otra cosa es que, confirmado, ni Gerard Piqué ni Joan Laporta estaban de humor el miércoles con Ferran Torres entrenando en la Ciutat Esportiva sin ninguna posibilidad de ser inscrito en LaLiga a menos que se produzca un milagro o que cuele otra falsa rebaja del salario de futbolistas como Piqué que, en realidad, aplazaron parte de su ficha para dar entrada en su momento a Memphis y a Éric García.

Ahora la situación es mucho más seria, pues se trata de que salten algunas fichas importantes como las de Coutinho o Umtiti. Pero la obsesión de Laporta, y de quien es ahora también la voz de su amo, Gerard Piqué, era ampliar el contrato de Dembélé. La jugada, bastante rocambolesca e infantil, consistía en ampliarle a cuatro o cinco años ese contrato que ahora expira, el 30 de junio, de forma y manera que la fuerte amortización de este año, rondando los 24 millones, pasase por el obligado estiramiento del nuevo contrato y la correspondiente división de ese remanente por los años recién firmados.

Joan Laporta, Mateu Alemany y Ferran Reverter, junto con el propio Xavi, han dado por hecho que con cuatro carantoñas y frases aduladoras el delantero francés se iba a quedar. Gran error porque, en primer lugar, Xavi afirmó que era el mejor del mundo en su puesto y el presidente Laporta fue mucho más allá: “Es mejor que Mbappé”, sin que esa consideración y elogios se tradujeran en un contrato suculento como el que sí le ha ofrecido la Juventus, un nuevo rico del fútbol italiano, que seguramente aceptará, dejando a Laporta plantado.

Lo peor es que Piqué, ahora el favorito del presidente, no se enteró de que Dembélé iba a casarse esta Navidad por el rito musulmán en Marruecos. Fatal error porque nadie del club le ha acompañado ni preparado un obsequio, un detalle que Ousmane, un futbolista muy sensible, hubiera agradecido.

En cambio, Piqué, por esos mismos días, ha descubierto que ahora es ‘americano’, pues obtuvo permiso para regresar, como Dest, Neto, Araujo y Coutinho, un día más tarde que el resto. Como su pareja, Shakira, había organizado las vacaciones en su casa de Miami, a petición y sugerencia de ella, Piqué obtuvo de Xavi esa prebenda de un día más de vacaciones de Navidad, lo que supone un privilegio y una infracción de ese reglamento interno que teóricamente obliga a Piqué, jugador catalán a todos los efectos, a regresar como el resto de los europeos un día antes. Tanto más cuando los padres, los abuelos y la familia entera de Gerard son residentes en Catalunya.

Hacerse pasar por ‘americano’ en el vestuario tampoco le ha hecho ganar puntos, al contrario, pues muchos jugadores recelan de sus actuaciones y maniobras como cuando fue a un acto de la Copa Davis estando lesionado, aprovechando la nula autoridad de quien entonces era el entrenador, Sergi Barjuan.

En general, Piqué ayudó al gran embuste orquestado por Laporta para que Leo Messi no continuara en el club, pues en ese caso sí que Ferran Reverter y Eduard Romeu habrían aplicado un certero tijeretazo, de verdad, como cuando lo hizo Bartomeu tras la imposición del confinamiento. Piqué, que además fue vetado por el código ético para adquirir como él pretendía el Barça Corporate no se lo ha perdonado a Bartomeu. Ni esa negativa ni haberle recortado el 12% del salario de aquel año.

Y claro, a Piqué le parece que Freixa y Bartomeu vienen a ser la misma cosa. Es el discurso que le interesa.
Que no se queje, pues, si da la sensación de que él mismo y Laporta comparten una pasión desbocada por hacer negocios en el Barça y que, depende de cómo se mire, también tienen grandes ambiciones en común en la órbita barcelonista. Se empieza así y se acaba siendo un presidente como Laporta, a quien los socios le preocupan nada y menos.

Facebook
Twitter
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.