El movimiento asociativo denuncia que el gobierno catalán incumple su compromiso con los países pobres

La Federación de Organizaciones por la Justicia Global lamenta que los presupuestos para 2022 rompen con la hoja de ruta para alcanzar el 0,7% de ayuda oficial en 2030

Lafede.cat-organizaciones por la justicia global, entidad que agrupa a 125 asociaciones humanitarias, ha denunciado que “a pesar del apoyo de la ciudadanía a las políticas de cooperación y justicia global, el Govern incumple definitivamente su compromiso de 2019 de aumentar progresivamente el presupuesto para llegar al 0,7% en 2030”. En febrero de 2016, el entonces consejero responsable de Acción Exterior, Raül Romeva, se comprometió a aumentar la partida destinada a cooperación internacional de forma sostenida hasta alcanzar en 2030 el 0,4% de los ingresos no condicionados de los presupuestos de la Generalitat. Tres años después, su sucesor, Alfred Bosch, firmó públicamente una carta en la que confirmaba ese compromiso. En los presupuestos de la Generalitat para 2022, sin embargo, la partida que se dedicará a ayuda oficial al desarrollo se quedará reducida a un 0,20% mientras que Bosch y Romeva se habían comprometido a que llegara entonces al 0,33%.

El comunicado difundido por lafede.cat considera que aunque “los datos más recientes demuestran que la ciudadanía catalana ha entendido perfectamente que la pandemia y otras problemáticas globales requieren soluciones globales y apuestan por aumentar las partidas de cooperación internacional, el Govern no apuesta por ello”. Además, “lamenta que el Govern no aproveche la oportunidad para cumplir su compromiso de alcanzar el 0,7% en 2030, nueva fecha que la comunidad internacional ha marcado en la agenda. La federación no renuncia a ese 0,7% ni a hacer políticas de calidad y situarse entre las más avanzadas de Europa, como ya lo hizo en el pasado”.

Luca Gervasoni, presidente de esta federación de asociaciones solidarias, afirmó, a raíz de la presentación de esta denuncia en el Colegio de Periodistas de Cataluña, que “todos los gobiernos de la Generalitat han alabado el espíritu solidario del pueblo catalán pero no lo han traducido en dinero”. El compromiso público asumido por Alfred Bosch implicaba que en los presupuestos de 2022, el gobierno catalán dedicaría 100 millones de euros a cooperación internacional. El proyecto que llevó al Parlament la consellera de Acción Exterior y Gobierno abierto, Victoria Alsina, queda muy lejos de estas expectativas. Tras las críticas de las ONGs, Alsina anunció que había aumentado en dos millones de euros la partida de ayuda al desarrollo, lo que no satisface ni mucho menos las reclamaciones de estas organizaciones, que consideran que ese incremento debería ser de 50 millones.

“Después de una década perdida y cuando todavía no se han revertido los recortes de la anterior crisis en el sector de la solidaridad internacional, Lafede.cat entiende que ahora, en un momento de crecimiento económico, es cuando es necesario apostar fuertemente por fortalecer la política pública de cooperación. Las entidades catalanas están presentes en el mundo desde hace décadas y Cataluña no puede renunciar a posicionarse como actor relevante en la comunidad internacional”, se afirma en el comunicado que acaba recordando que el 0,2% que tiene previsto dedicar el gobierno catalán a ayuda oficial al desarrollo está por debajo de las previsiones de gasto de Euskadi (0,4%), Navarra (0,3%), la Comunidad Valenciana (0,23%) y el gobierno español (0,28%).

Facebook
Twitter
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.