Salud mental, Forqué y Werther

Decía la magnífica actriz de ¿Qué he hecho yo para merecer esto? o La vida alegre, Veronica Forqué, poco antes de morir: «La verdad es que estoy regular. Necesito descansar. Yo no soy de tirar la toalla, pero esta vez hay que ser humilde y decir: no puedo más, no puedo más… Mi cuerpo y el universo me estaban diciendo ‘necesitas parar'». Yo no soy nadie para juzgar si el mensaje, televisado en MasterChef de TVE, acompañado por una serie de comportamientos por lo menos perturbadores de la actriz, era motivo suficiente para encender las alarmas, pero debería servir para reflexionar sobre ello. La salud mental merece más atención por parte de todos y más políticas públicas.

En el libro epistolar y semibiográfico de Wolfgang von Goethe Las penas del joven Werther, el protagonista se suicida de un disparo por amor no correspondido cuando suenan las campanadas de medianoche en Wahlheim. La novela, publicada en 1774, fue un éxito y su repercusión dramática e incalculable, unos 40 jóvenes se quitaron la vida de forma similar. El fenómeno propició la prohibición del libro en países como Italia y Dinamarca. El efecto Werther fue el término designado por el sociólogo David Phillips en 1974 para definir el efecto imitativo de la conducta suicida. Basándose en casos similares, Phillips realizó un estudio entre 1947 y 1968 en el que descubrió que al mes siguiente a que The New York Times publicara una noticia relacionada con el suicidio de alguien conocido la tasa de gente que se sacaba la vida aumentaba casi un 12%.

Así, en general, los medios de comunicación suscriben un pacto nunca escrito que recomienda no informar sobre suicidios para evitar el efecto Wether. Lo cierto es que, con la proliferación de las redes sociales, cada vez resulta más difícil esconder bajo eufemismos los suicidios, especialmente si estos afectan a personajes de cierta relevancia. Por otra parte, nunca se ha producido una unanimidad sobre la certeza de dicho efecto. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud incluso ha elaborado un documento con pautas a seguir para periodistas que informen sobre hechos relacionados con el suicidio. Como siempre, no es tanto que se diga, sino cómo se diga…

Lo cierto es que el suicidio es la primera causa de muerte no natural en España. Así, hay más suicidios que muertes en las carreteras. Solo en 2020, 3.941 personas se quitaron la vida, según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística. La muerte de la Forqué no sólo ha sacudido el mundo cultural, sino que ha puesto el foco mediático sobre el gran tabú de la salud mental en España: el suicidio. Todo ello en las vísperas de La Marató de TV3, oportunamente destinada este año a la salud mental.

Facebook
Twitter
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.