¿Quién suena como vicepresidente del Gobierno, en sustitución de Jordi Puigneró?

Jordi Puigneró
Jordi Puigneró

La gestión del “hombre fuerte” de Junts x Catalunya (JxCat) en el Gobierno de la Generalitat, el vicepresidente Jordi Puigneró, está siendo muy cuestionada, tanto dentro como fuera de su partido. Las graves pifias del sistema informático de la administración catalana, que es de su competencia, han deteriorado la imagen pública del ejecutivo, en especial el colapso que ha sufrido la web Mi Salud a la hora de descargar el pasaporte covid, imprescindible para moverse.

Jordi Puigneró, que no para de señalar las incidencias que sufre el servicio de Cercanías de Renfe, se ha tenido que tragar la suspensión de las conexiones con Terrassa de los Ferrocarriles de la Generalitat (FGC), que también son de su competencia, a causa de un desprendimento. Además, su estrategia para implementar el servicio de Cercanías en Lleida también es muy criticada, puesto que implica fuertes inversiones –como la compra de nuevos trenes- que serían innecesarias si Renfe continuara prestando el servicio.

Tampoco está nada claro que Jordi Puigneró sea, “de facto”, la correa de transmisión del ex-presidente Carles Puigdemont en el gobierno de Pere Aragonès, tal como se le había pedido y él se comprometió a hacer. Por todo ello, se considera que el vicepresidente de Políticas Digitales y Territorio no está a la altura y ya han empezado a correr los rumores sobre su sustitución, a instancias de JxCat.

En este sentido, se apunta como posible sustituto al consejero de Economía y Finanzas, Jaume Giró. A pesar de que no es militante de JxCat, el ex-director general de la Fundación “la Caixa” se ha acabado convirtiendo en la “esperanza blanca” del espacio post-convergente y también de Waterloo para tener voz propia en el Gobierno y dimensión pública.

Estos últimos días ha sido muy comentada la ausencia de Jaume Giró de la cena de gala para celebrar el 250.º aniversario de la patronal Fomento del Trabajo. Según la versión del mismo consejero, no asistió a la cena para mostrar su desacuerdo con la presencia del rey Felipe VI. Pero, con los antecedentes de sus intensas y muy cordiales relaciones con la Casa Real, este argumento no ha acabado de convencer.

Otras versiones apuntan que no asistió a la fiesta de Fomento del Trabajo de la semana pasada para no tener que coincidir con su anterior jefe, Isidre Fainé, el presidente de la Fundación “la Caixa”, con el cual mantiene una relación muy fría. Por su parte, José Antich, director de El Nacional, persona muy conectada con Jaume Giró, da otra explicación a esta remarcable ausencia: “Rehusó participar en una entrega de medallas de Fomento del Trabajo presidida por el rey Felipe VI por entender que en la ceremonia no había intereses que defender sino que se trataba de un mero acto de carácter puramente protocolario”, asegura.

(Visited 465 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario