¿En qué se gasta 7 millones de euros Joan Laporta?

El presidente del Barça, Joan Laporta

El aumento de 7 millones de euros, previstos en el apartado de gastos no deportivos del presupuesto del Barça de esta temporada 2021-22, con relación a la pasada, responde a una maniobra escandalosa destinada a engordar los generosos salarios que irán a parar a los bolsillos de los altos ejecutivos del club.

De entrada, para guardar las apariencias, los contratos del personal recién llegado, entre ellos la hermana y la prima de Joan Laporta, ex-abogados de su despacho, amiguetes y sicarios mediáticos como Enric Masip, ejecutivos diversos y seguramente innecesarios, se firmaron con cierta contención y en un ámbito de aparente austeridad, dadas las circunstancias de las precarias finanzas del FC Barcelona.

Una apariencia que se debía guardar mientras todavía quedaban en el club ojos curiosos y vigilantes de la anterior administración de Josep Maria Bartomeu. Así, los gastos de personal no deportivo han evolucionado desde la temporada 2018-19, la última de la opulencia, de 51 millones a una cantidad idéntica en la 2019-20 y los 50 de la 2020-21, una reducción mínima debida a los ERTE aplicados en determinadas áreas de personal.

De pronto, sin embargo, mientras gracias a los fogonazos mediáticos del CEO Ferran Reverter, la prensa mira hacia otro lado y los focos se dirigen al pasado, Laporta inicia su particular y recurrente incremento de gastos en su “staff” ejecutivo de confianza y maniobras de las que, seguramente, no se tendrán noticias hasta que la próxima “due diligence”, cuando se acabe, se agote o se interrumpa su mandato, pueda explicar esta súbita, sorprendente y escandalosa escalada de gastos.

Se trata de un incremento del 14%, el mayor aumento desde que, con argumentos, el club asumió todo el personal, centenares de trabajadores de las tiendas y de la gestión de BLM, la nueva sociedad que hasta la fecha ha significado, dentro del área comercial y a pesar de la Covid, beneficios significativos desde que el “retail” fue transferido de Nike a la responsabilidad directa del propio FC Barcelona.

El salto de 50 a 57 millones de euros lo ha justificado preventivamente la junta de Laporta en su primer avance del presupuesto “como consecuencia de la recuperación de la actividad de merchandising del club, que provocará un aumento de las contrataciones, así como de las nuevas posiciones previstas para cumplir con las exigencias del Plan Estratégico”. Si, como se ha visto, la reducción de contrataciones derivadas del parón absoluto en el área de merchandising tuvo un impacto de sólo un millón de deflación, el incremento por la recuperación de la actividad, todavía parcial, no debería ni llegar a ese millón. Los otros 6 millones está claro que son ‘estratégicos’.

Ayer mismo, un periodista comentaba que Ferran Reverter había ‘amonestado’ a un directivo por pasar gastos de una comida que incluía 700 euros por dos botellas de vino. Este es el único plan estratégico de la junta de Joan Laporta: las pitanzas históricas y las trampas contables, veremos si con permiso de la Liga de Fútbol Profesional (LFP). El plan es volver a la vida de cinco estrellas como en los viejos tiempos. Los socios no parecen recodarlo, pero al patrimonio del club aún le duele. Un agujero de 47,6 millones de euros que no serán nada al lado de lo que ya se ve venir.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides