Un grave error

La semana pasada fue detenido durante unas horas en el aeropuerto de Alguero Carles Puigdemont. El eurodiputado fue a la isla de Cerdeña para participar en las jornadas folclóricas que año tras año organiza Adifolk, con una importante presencia de cultura tradicional catalana, como diablos, bastoners, castellers o sardanas, entre otros actividades.

Las alarmas saltaron en la policía italiana. En sus archivos constaba una euro-orden de busca y captura. Por eso, lo dejaron en los calabozos del aeropuerto hasta que fue llevado ante un juez, que lo dejó libre después de que los abogados del político hicieran saber que, por ahora, tiene inmunidad parlamentaria. A pesar de esto, el magistrado italiano decidió que vuelva a comparecer el próximo 4 de octubre.

La detención de Puigdemont provocó una rápida reacción de sus compañeros de Junts per Catalunya (y también, un poco, de ERC). Una hilera de dirigentes se apresuraron a coger un avión e ir a esta ciudad sarda a pasar el fin de semana dejando desatendidas sus responsabilidades institucionales. Unos pocos decidieron manifestarse ante el consulado italiano en Barcelona exigiendo que el gobierno italiano decretara su libertad, olvidando la separación de poderes que existe en toda democracia. Incluso Pilar Rahola protagonizó el clip del día cantando sin afinar demasiado la partisana Bella Ciao, que tan de moda ha puesto una serie de televisión.

Otros políticos, como el presidente y el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès y Jordi Puigneró, no estuvieron a tiempo de coger un avión y tuvieron que hacer 14 horas de barco. Tanto Aragonés como Puigneró estuvieron más tiempo navegando que no en la isla de Cerdeña. Pero nadie podía faltar en la foto junto a Puigdemont.

Si la policía italiana no lo hubiera retenido durante 16 horas, la visita de Puigdemont no hubiera tenido ninguna repercusión ni política ni mediática. Quizás 20 segundos en TV3 y poco más. En cambio, sirvió para que se criticara la mesa de diálogo y Puigdemont volviera a tener protagonismo político. Esta detención ha sido un grave error.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario