Alerta roja en Cataluña por la ola de calor y el elevado riesgo de incendio

Será la peor de los últimos 18 años y las temperaturas máximas se situarán en torno a los 40ºC entre el miércoles y el domingo

Playa de Barcelona
Playa de Barcelona

A partir de este miércoles, Cataluña entrará de lleno en una ola de calor, la peor de los últimos 18 años según fuentes del Servicio Meteorológico catalán. Según las previsiones, las máximas pasarán de 30 a 40ºC a causa de una masa de aire muy cálida procedente del norte de África, la cual estará presente hasta el domingo.

Teniendo en cuenta las temperaturas extremas que se alcanzarán y que afectarán, sobre todo, a Poniente y a la Cataluña central, el Servicio Meteorológico catalán ha elevado la alerta al nivel rojo, el máximo, al tiempo que Protección Civil ha pedido extremar las precauciones. El episodio de calor irá acompañado de humedades relativas muy bajas, lo que, combinado con la sequedad que hay este año, elevará aún más el riesgo de incendio. Para prevenirlos, Protección Civil ha instado a los agricultores a labrar sus campos.

La consejera de Acción Climática de la Generalitat de Cataluña, Teresa Jordà, también ha alertado de los riesgos que conllevará la ola de calor y ha pedido, a través de Twitter, la colaboración ciudadana para minimizarlos: «Hace falta la implicación de todos. Es la situación de peligro más relevante de los últimos 18 años. Ya hemos visto cómo han quemado Grecia e Italia. Sequía, baja humedad y temperaturas en torno a los 40 grados. Minimizamos los riesgos: responsabilidad, prudencia y playa».

Los fenómenos extremos serán más frecuentes
El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) de las Naciones Unidas ha constatado este lunes en un informe que los fenómenos meteorológicos extremos son, y serán, cada vez más frecuentes, como consecuencia del cambio climático y de sus efectos ya «irreversibles». Según los científicos, el planeta ya está experimentando estos efectos, los cuales aumentarán en la medida que lo haga el calentamiento global.

El informe señala que, si la temperatura de la Tierra aumenta 1,5ºC, habrá cada vez más olas de calor con temporadas cálidas más largas que las frías. Si el calentamiento global subiera 2ºC, las temperaturas cálidas extremas se darían con más frecuencia, hasta el punto de comportar riesgos tanto para la agricultura como para la salud de las personas.

Por todo ello, los científicos de la ONU han advertido que, cada vez más, se producirán sequías importantes que afectarán, en primer lugar, los países del sur del Mediterráneo. Los incendios como los que se han producido en Cataluña en julio, pues, podrían convertirse en situaciones frecuentes y prácticamente incontrolables, ya que las condiciones del terreno y las climáticas harán que sea más difícil extinguirlos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides