¡Basta!

En Cataluña corre por la tele y la radio una fauna de homo sapiens que se cree gracioso. Estos personajes, además, cuentan con el apoyo incondicional de los medios de comunicación públicos. De entre todos ellos, destacan dos chicos que se creen que son divertidos, graciosos, irreverentes como el italiano Leo Bassi. No le llegan ni a la suela del zapato.

Pero el problema es que sus ocurrencias no dan risa ni a sus abuelas. Hablo de Peyu y Jair (no merece la pena citar sus nombres completos). Ya hace tiempo que basan sus actuaciones en el insulto grosero y una lengua más propia de barra de bar que no de un medio de comunicación. Creo que ni a los independentistas les puede gustar. Lo que no sé es porqué se invierte dinero público en estos personajes que se creen que se puede insultar en nombre de la libertad de expresión.

Una de las últimas fechorías de este par ha sido aprovechar un programa emitido por TV3 para banalizar el nazismo. No han tenido mejor ocurrencia que decir que antes una bandera con la esvástica que una de española. En Alemania, y otros países europeos, ya habrían sido despedidos e incluso serían perseguidos judicialmente y no encontrarían trabajo en ningún medio de comunicación que no fuera uno que defendiera el nazismo.

La esvástica fue el símbolo usado por el nazismo para aniquilar a millones de personas. En los campos de concentración y muerte y, también, provocando guerras. Bajo una esvástica fue detenido Lluís Companys, pero también Joan Peiró, Julián Zugazagoitia o Francisco Cruz Salido, todos ellos detenidos por los nazis y extraditados a la España franquista después de la Guerra Civil. Además, los nazis, con la cruz gamada (o esvástica) encarcelaron a miles de republicanos españoles (también de catalanes) y muchos de ellos murieron en las prisiones donde ondeaba la esvástica.

¡Qué poca gracia que tienen este par! Sus chistes solo hacen gracia a una pequeña camarilla muy engordada con dinero público. Sus exabruptos son comparables al del cuñadismo más casposo.

Espero que sea la última barbaridad de este par. ¡Basta!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario