Querella por prevaricación contra el fiscal general de Andorra, Alfons Alberca

Querella por prevaricación contra el fiscal general de Andorra, Alfons Alberca

Andorra tiene un grave problema: su fiscal general, Alfons Alberca, es tuerto. Solo ve de un ojo, aquel que hace referencia a todo el que implica a la antigua Banca Privada de Andorra (BPA) en presuntos casos de blanqueo de dinero procedente de otras jurisdicciones.

En cambio, ante la contrastada evidencia que otros bancos del Principado –Crèdit Andorrà, Andbank y MoraBanc- hacían exactamente el mismo que la BPA, entonces Alfons Alberca no ve nada ni hace nada. Esta anómala afección en los ojos que tiene el fiscal general está tipificada en el Código Penal andorrano: omisión del deber de persecución de los delitos (artículo 405) y prevaricación (artículo 372), delitos que comportan penas de inhabilitación para el ejercicio del cargo de entre dos y diez años.

El “pendrive”

Un grupo de ex-trabajadores de la BPA pusieron en conocimiento del fiscal general, el 19 de marzo pasado, una larga y documentada relación de 19 casos de presunto blanqueo de dinero de la corrupción internacional que se habían producido, en los últimos años, en las entidades bancarias Crèdit Andorrà, Andbank y MoraBanc. Estos casos están judicializados en España, Holanda, Brasil, Estados Unidos, Venezuela, Perú y Panamá y, además, se han hecho eco ampliamente los medios de comunicación de estos países, que se pueden consultar fácilmente a través de Internet.

La Unidad de Inteligencia Financiera de Andorra (UIFAnd), que dirige Carles Fiñana, la Batllia (juzgados) y la Fiscalía estaban perfectamente informados. En muchos casos, porque las autoridades judiciales de estos países habían enviado comisiones rogatorias internacionales (CRI) a Andorra. De manera absolutamente irregular, algunas CRI que afectaban a Crèdit Andorrà o a Andbank quedaron “olvidadas” en los cajones de la Batllia.

Los ex-empleados de la BPA libraron un ‘pendrive’ a Alfons Alberca, con copiosa documentación sobre estos 19 casos de blanqueo de dinero. Pero como es tuerto, parece que no lo pudo leer. Al constatar que, desde el 19 de marzo, el fiscal general no ha movido ni un dedo para investigar estos hechos, cosa que constituye un caso escandaloso de dejadez de sus funciones, han decidido interponerle, a través del abogado Antoni Riestra, una querella criminal ante el Tribunal de Corts por omisión del deber de persecución de los delitos y por prevaricación.

Los 19 casos “olvidados”

Los casos denunciados por este grupo de empleados y ex-directivos de la BPA que constan en el ‘pendrive’ que tiene Alfons Alberca son:

1. Gao Ping. Un colaborador de este empresario chino, Rafael Pallardó, tenía varias cuentas en Andorra, concretamente en las entidades BPA, Crèdit Andorrà, Andbank y MoraBanc. El fiscal general, Alfons Alberca, solo ha perseguido el presunto blanqueo de dinero que Rafael Pallardó hacía a través de la BPA y no ha emprendido ninguna acción legal contra los otros bancos.

2. Sunbird. Este caso de blanqueo de dinero, procedente de un grupo de narcotraficantes holandeses, fue el detonante de la dura “nota verbal” del consulado de los Estados Unidos en Barcelona dirigida, el 26 de agosto del 2014, al Gobierno de Andorra, en la cual mostraba su irritación ante la laxitud del sistema financiero andorrano en el combate contra la delincuencia internacional. El dinero de la operación Sunbird pasaba, presuntamente, a través de la entidad Crèdit Andorrà, pero el fiscal nunca lo investigó. La consecuencia de la “nota verbal” fue la confiscación por el Gobierno andorrano de la BPA –que no tenía nada a ver-, el 10 de marzo del 2015.

3. Wellington Moreira Franco. Un hijo de este importante político brasileño, involucrado y condenado en el escándalo de corrupción Lava Jato, tenía una cuenta en Crèdit Andorrà, a pesar de ser considerado una “persona políticamente expuesta” (PEP).

4. Paulo Roberto Costa. El ex-director de la compañía petrolera brasileña Petrobras es uno de los principales implicados en el escándalo de corrupción Lava Jato. Tenía cuenta en Crèdit Andorrà, pero nunca fue objeto de investigación por la Fiscalía andorrana.

5. Glauco Colepicolo. Gerente de una filial de la empresa Petrobras, condenado por blanqueo de dinero, corrupción y pertenencia a organización criminal. Tenía una cuenta en Crèdit Andorrà.

6. Luis Carlos Fernandes Alfonso. Ex-directivo del fondo de pensiones de la empresa pública Petrobras. Se dejó sobornar por una empresa constructora y escondió el dinero en Andbank.

7. Caroline Marie de Antonio Auada. Hija de uno de los principales involucrados en el escándalo Lava Jato en Brasil, encargado de montar la trama de sociedades ‘offshore’ para esconder el dinero de la corrupción. Era titular de una cuenta en la filial de Crèdit Andorrà en Panamá.

8. Óscar Enrique Algorta. Este abogado y corredor de bolsa de Uruguay también fue detenido y procesado por el caso Lava Jato. Escondía su fortuna, de origen presuntamente ilícito, en Crèdit Andorrà.

9. Bruno Farina y Augusto Rangel. Son dos “doleiros” (cambistas) que jugaron un papel determinante en la trama de corrupción Lava Jato. Operaban, entre otras entidades, con la filial de Crèdit Andorrà en Panamá.

10. Richard Andrew de Mol van Otterlo. Este cambista brasileño está condenado por el caso de corrupción Lava Jato. Entre otras entidades financieras internacionales, operaba con Andbank. La conexión andorrana nunca fue investigada.

11. Rafael Angulo López. Cambista brasileño que accedió a colaborar con las autoridades judiciales de este país para ayudar a desmantelar la trama de corrupción Lava Jato. En las diligencias sumariales consta que operaba con Andbank.

12. Carlos Enrique Luengo. Vicepresidente de recursos humanos de una de las filiales de Petróleos de Venezuela (PDVSA). Tenía cuentas en la BPA y en la filial de Andbank en Panamá. Acusado de blanqueo de dinero, solo se ha investigado su vinculación con la BPA, pero no con el banco que preside Manuel Cerqueda.

13. Maximilano Poveda. Involucrado en una gran estafa a PDVSA investigada en los Estados Unidos. Consta que operaba con Andbank, pero la Fiscalía andorrana, a pesar de las evidencias, nunca ha actuado.

14. Ramón Elías Morales. Alto mando del régimen chavista en Venezuela, donde ocupó el cargo de responsable de seguridad ciudadana en la capital, Caracas. Tenía una cuenta en Crèdit Andorrà, donde escondía dinero de la corrupción, pero nunca ha sido investigado en Andorra.

15. Edwin Martin Luyo Barrientos. Ingeniero de Perú, involucrado en el caso de corrupción de la constructora Odebrecht. Era titular de una cuenta en Crèdit Andorrà, donde recibió los sobornos por la adjudicación de las obras del metro de Lima.

16. Jorge Cuba Hidalgo. El ex-viceministro de Transportes y Comunicaciones de Perú ha sido procesado y condenado por corrupción en su país. Tenía cuentas en BPA y en Crèdit Andorrà, pero la justicia andorrana solo ha perseguido a la primera entidad financiera y se ha olvidado de la segunda.

17. Jorge Isaacs Acurio Tito. El ex-gobernador de Cuzco (Perú) se dejó sobornar por la constructora Odebrecht. Escondió el dinero en Crèdit Andorrà, pero la Fiscalía andorrana nunca lo ha investigado.

18. Demetrio Papadimitriu. Los padres de este político de Panamá abrieron 45 cuentas en Andorra: 40 en Crèdit Andorrà y en la BPA. Este caso forma parte del sumario de la BPA, pero la Batllia nunca ha abierto una causa contra Crèdit Andorrà.

19. Félix Abadia Henne. Empresario panameño que pagaba sobornos al ex-ministro de Presidencia de este país centroamericano, Demetrio Papadimitriu. Tenía seis cuentas abiertas en Crèdit Andorrà.

“No persigue ni investiga”

La pasividad del fiscal general Alfons Alberca ante estos 19 casos de blanqueo de dinero de la corrupción contrasta con la implacable contundencia con la cual ha actuado contra los 26 ex-empleados y ex-directivos de la BPA que ha “empurado” y que pasan, desde el año 2015, por una dificilísima situación personal y familiar, en espera del anunciado juicio.

Lo explicita el abogado Antoni Riestra en la querella criminal que ha presentado contra el fiscal general: “El Sr. Alfons Alberca, en cuanto que Fiscal General, mínimo desde el año 2015, tiene conocimiento de una serie de actuaciones y omisiones que considera delictivas, si se relacionan con los antiguos empleados y directivos de la BPA y las persigue con vehemencia, pero que cuando los mismos hechos delictivos son realizados por personal dependiente otras entidades bancarias, entonces no se muestra tan proactivo como lo hace en el entorno de la BPA, es más, omite investigar y perseguir aquellos hechos supuestamente delictivos. En efecto, el Fiscal General, Sr. Alfons Alberca persigue a clientes, gestores, empleados y directivos de BPA por unos determinados hechos que considera probablemente delictivos y cometidos en la entidad bancaria BPA, pero cuando conoce los mismos hechos y clientes, pero cometidos en el marco de otra entidad bancaria y en relación a personal empleado de otra entidad diferente a la BPA, entonces NO persigue ni investiga tales hechos”.

Demanda de recusación

En paralelo a la querella criminal presentada ante el Tribunal de Corts, el abogado Antoni Riestra también ha formulado una demanda de recusación ante el Consejo Superior de la Justicia (CSJ) para que Alfons Alberca sea apartado del juicio de la BPA, que tenía que empezar este próximo lunes. Lo acusa de tenerle tirria manifiesta, a partir del intento del fiscal general de enviarlo a prisión por el caso de unas fotos hechas en los pasillos de la Batllia a tres hermanos de la familia Pujol que salieron publicadas en el diario El Mundo.

El juicio del caso BPA ha quedado aplazado durante 15 días, en espera que el CSJ dictamine sobre esta petición de recusación. También habrá que esperar el recorrido de la querella criminal interpuesta por este grupo de ex-empleados y ex-directivos de la BPA contra Alfons Alberca.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides