La solidez financiera de Mediapro, bajo mínimos

Standard and Poor’s y Fitch consideran que la posibilidad de que la productora de Jaume Roures y Tatxo Benet incurra en impagos es muy alta

La productora audiovisual Mediapro está pasando por una situación económica y financiera angustiosa. Las agencias de calificación del riesgo financiero Fitch y Standard and Poor’s acaban de degradar el de esta empresa hasta el extremo que dudan de que pueda hacer frente a sus compromisos de pago. Estos problemas de liquidez ya se pusieron de manifiesto cuando Mediapro no pudo cumplir con los plazos de pago a que se había comprometido con la Liga de Fútbol Profesional (LFP) francesa por la adquisición de los derecho audiovisuales para la transmisión de los partidos de esta competición . La productora de Jaume Roures y Tatxo Benet tuvo que renunciar a estos derechos y tiene pendiente el pago de la sanción que le impuso la justicia francesa por este incumplimiento.

Standard and Poor’s (S & P) y Fitch Ratings han rebajado la calificación de Invictus Media S.A.U. (Imagina), la sociedad gestora de las inversiones de Mediapro, del nivel CCC + a CCC-. Esta calificación implica que, según estas agencias de calificación del riesgo de los créditos, la probabilidad de que Mediapro incurra en impagos es «alta» o «muy alta». En la nota emitida por Fitch Ratings se afirma que «a menos que se obtenga financiación adicional en los próximos tres meses, la empresa no tendrá la liquidez suficiente para cumplir con el pago de sus intereses y con el de la deuda de 25 millones de euros sobre la parte amortizable de su endeudamiento a plazo que vence en 2021».

«La tesorería podría quedar exhausta en junio o julio», teme Standard and Poor’s, lo que hace pensar a la prensa francesa que Mediapro no podrá pagar la sanción impuesta por la justicia por su incumplimiento con la Liga de Fútbol profesional. «Está un punto por encima de la suspensión de pagos», destaca el portal francés capital.fr. «Según S & P, el flujo de caja se situaba en sólo 110 millones de euros a finales de marzo, lo que no cubre todos los gastos previstos en los próximos seis meses. En primer lugar, están los 31,2 millones de euros que deberán abonarse a la LFP el 15 de junio. Entonces, habrá que amortizar 25 millones de euros de deuda bancaria a finales de junio. Además, el fondo de maniobra debería absorber de 40 a 50 millones de euros», señala este portal.

Fitch explica en su comunicado que sabe que Imagina ha contratado asesores para buscar formas de financiación y de reestructurar su endeudamiento. De momento, los pasos que se han dado para encontrar esta salida -que incluyen la solicitud de un préstamo a la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI) y negociaciones con la Banca Rotschild y KPMG- no han aportado resultados positivos.

En octubre del año pasado, la tercera gran agencia de rating, Moodys, ya degradó la nota de la deuda de Mediapro. Esta agencia calificó, en ese momento, la liquidez de la productora audiovisual de «poca calidad, sujeta a un riesgo crediticio muy alto y frágil». Esta fragilidad se ha incrementado con el paso de los meses.

Jaume Roures y Tatxo Benet dirigen una empresa de la que el máximo accionista es el fondo chino Orient Hontai Capital. De momento, los propietarios chinos no han reaccionado ante las noticias de la fragilidad financiera de Mediapro. Es de suponer que su dinero y su paciencia no son ilimitados.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides