Una prueba piloto permite ir a cenar en cinco restaurantes de Girona

La iniciativa nace con polémica, los restaurantes elegidos para hacer el ensayo están entre los más caros de la ciudad

Los gerundenses pudieron ir a cenar fuera este viernes por la noche. Fue en el marco del ensayo clínico Obrir Girona, que emite certificados digitales para garantizar que los comensales están libres de covid. Este Sant Jordi fue el primer viernes que se hizo esta prueba piloto en cinco restaurantes de la ciudad y se alargará durante un mes.

Cinco restaurantes pudieron ofrecer el servicio de la cena a los clientes que mostraban el certificado digital que acredita que, o bien están vacunados, o bien han dado negativo en un test de antígenos que se habían hecho previamente en alguna de las farmacias que participan.

Ahora bien, la iniciativa también ha levantado críticas tanto de restauradores como de partidos políticos como Guanyem por el hecho que se han escogido cinco de los restaurantes más caros de la ciudad.

Según el departamento de Políticas Digitales, el impulsor de la iniciativa, el Centro Blockchain de Cataluña, recibió 125.000 euros para organizar el Obrir Girona. Cada comensal, además de la cena, también debe asumir el test de antígenos que cuesta 8 euros y medio, una parte de los cuales son para pagar la prueba, otra a las farmacias y una tercera para los organizadores.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides