Vox se beneficia de la desidia del viejo Parlament

Los 11 diputados de Vox no firmarán un compromiso con la igualdad de género, por la no discriminación y en contra los discursos de odio que el resto de parlamentarios sí asumirán y avalarán. El antiguo Parlament, que en los últimos años ha hecho cuatro leyes mal contadas y al que le costó cualquier consenso mínimamente estable, aprobó un plan de igualdad. Pero lo hizo con tanta calma y con tan poco interés que no hubo tiempo de desarrollar el reglamento que sanciona todos aquellos que la incumplan.

Así pues, como que el plan dice que los diputados deberán firmar un compromiso por la igualdad y en contra la discriminación, a las credenciales que se pide a los nuevos titulares de los escaños se pide que asuman este compromiso. Pero si no lo hacen, no pasa nada, porque el viejo Parlament no hizo las cosas con la celeridad suficiente para terminar los trámites. Ahora, cuando la extrema derecha, contraria a las políticas feministas y que cuestiona incluso las iniciativas contra la violencia de género, irrumpe con un puñado de diputados, la cámara no tiene instrumentos para sancionarlos. Los 11 ultraderechistas de Vox burlarán el compromiso y se burlarán de los diputados del Parlament anterior, que se lo han puesto en bandeja por desidia y lentitud. El resumen de todo esto es que quien se beneficia es la extrema derecha.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides