Antes de las elecciones, Laporta ya reparte más de veinte cargos a ex-jugadores del Barça

Presentó un plan deportivo para pagar favores y dejar claro que será el quien fiche y mande

Joan Laporta ha repartido y prometido no menos de veinte cargos y trabajo, entre los cuales a la docena de ex-jugadores y técnicos que participaron en la presentación de sus planes deportivos para el Barça, si gana, a partir del próximo día 7 de marzo. Fue otra exhibición, perfectamente calculada, de ese estilo de gestión basado en seguir comprando voluntades con el dinero del club, el abuso y el despilfarro de los recursos asegurando que todos los presentes en el acto, más los que intervinieron por vídeollamada y a los que nombró tendrán su recompensa en forma de vinculación remunerada con el club.

En cambio, a la hora de exponer un organigrama y un funcionamiento del área deportiva se limitó a copiar el programa de otro candidato y a echar balones fuera sobre quién tomará las decisiones. En su caso, sin embargo, quedó muy claro que bajo la figura de una especie de gerente como es Mateu Alemany, un alto ejecutivo con un salario también descomunal, será él quien dirija y decida la decena de operaciones que ya tiene apalabradas con agentes e intermediarios con los que piensa recuperar buena parte de los gastos de campaña, que ya se elevan a más de dos millones de euros.

Al menos eso es lo que les ha prometido a todos y cada uno de los participantes en una presentación de ‘clásicos’ que llevan tiempo mendigando un cargo a cambio de exaltar y propagar la palabra de Laporta entre el barcelonismo, y eso a pesar de saber que forman parte de un séquito corrupto, ajeno a los valores del club, y alineado con un estilo de gestión opaco, ruinoso y definitivamente letal para ese modelo de propiedad que Laporta quiere derribar para entrar en el mundo de las capitalizaciones y la SA. 

De otro modo, sus planes de repartir tanto dinero entre sus amigos y colaboradores no serán posibles por la sencilla razón de que hoy no queda ni un euro en el club, igual que lo dejó él en 2010 tras siete años de gestión.

La amenaza de incorporar a decenas de personas sólo por el hecho de haber arropado a Laporta en estos actos de campaña supone, finalmente, que toda la estructura eficiente y que aún funciona en el fútbol formativo de Sant Joan Despí deje de ser el último reducto de una metodología de éxito y única en el mundo. También desaparecerá si Joan Laporta sale presidente.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides