Antonio Baños justifica el hostigamiento ultra contra un restaurante

El excabeza de lista de la CUP y el dirigente de la ANC afirma que el establecimiento cometió una ilegalidad vulnerando derechos de los clientes, asumiendo la versión de quien lo señaló

Antonio Baños
Antonio Baños

Antonio Baños, el dirigente de la ANC que encabezó la lista de la CUP en 2015, ha justificado las pintadas ultra contra un restaurante italiano en Barcelona, que aparecieron después de que el establecimiento sufriera durante las últimas semanas varios actos de hostigamiento, iniciados a raíz de un cliente se quejara de que no le habían atendido en catalán.

En concreto, el exdiputado cupaire ha reaccionado a un tuit de la directora adjunta de Eldiario.es, Neus Tomás, que había comentado que «los que no merecen vivir aquí son los supremacistas autores de esta pinada».

Baños ha respondido: «O, dicho de otro modo: pintadas porque una pizzería cometió una ilegalidad violando derechos de los clientes». De esta manera, el miembro del secretariado de la ANC no solo se ha posicionado a favor de la persona que señaló el establecimiento, asumiendo su versión de los hechos, sino que ha acusado de cometer una ilegalidad a la víctima del hostigamiento, que ha denunciado haber recibido llamadas, encargos falsos y ataques a la reputación del restaurante a través de puntuaciones y comentarios por internet.

«Creo que la denominación constitucional para el catalán es lengua oficial, no lengua supremacista. Querer usarlo, entonces (incluso en el acto cosmopolita de pedir pizza), no sería supremacismo, es oficialismo», ha ironizado Baños.

El dirigente de la ANC, sin embargo, no se ha referido a que las pintadas incluían mensajes ultranacionalistas y xenófobos como «33», que significa «Cataluña catalana», y «Habla catalán o emigra», así como «En Cataluña, en catalán».

Cuando un usuario le ha recordado que la pizzería no cometió ninguna ilegalidad porque, según lo establecido por el Tribunal Constitucional sobre la ley catalana del Consumo, los encargados de un negocio no tienen la obligación de conocer el catalán, a diferencia de los trabajadores de las administraciones, Baños ha replicado que «es una de los motivos de ser indepe. Y sí, tienes derecho a pedir una pizza en catalán. Y no, no tienen derecho a echarte de la pizzería por hablar catalán», ha insistido sobre la supuesta discriminación del cliente que dio paso al hostigamiento contra el restaurante.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides