La gran confusión de Vox con los medios de comunicación en Cataluña

Vox nunca ha tenido una gran implantación en Cataluña. Hasta ahora ha bebido del hooliganismo más residual y, especialmente, de decepcionados del PP y Cs. Últimamente, sin embargo, su manera de hacer en Cataluña ha sido copiar lo que hace la cúpula española o lo que ven que hacen en los territorios donde Vox ha tenido una buena aceptación. Es por eso que, últimamente, la formación y su candidato a la presidencia de la Generalitat, Ignacio Garriga, han adoptado actitudes que no tenían hasta ahora.

Es el caso del trato desigual a los medios. En otros puntos del Estado, Vox veta la presencia de algunos periodistas o de determinados medios como medida -de dudosa calidad democrática- de revancha por alguna información que han considerado demasiado crítica o que les perjudica.

En Cataluña, sin embargo, el trato general a Vox ha sido bastante unánime y prácticamente ningún medio le ha hecho la rosca ni ha justificado sus mensajes de ultraderecha, lo que ha provocado que ninguno les parezca más crítico que otros en comparación. Pero la mimetización de las actitudes de Vox en el Estado ha hecho que vetaran la entrada de algunos medios en un acto suyo la semana pasada. ¿Con qué criterio? Ninguno. Entraron periodistas de medios tan alejados de Vox como TV3 y quedaron fuera corresponsales de radios estatales o periódicos de Madrid. Un desorden que deja claro qué tipo de partido es.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides