Aprender del bosque, de la monarquía a la república

Estos días he estado en el Pirineo, paseando por bosques primigenios. En un bosque antiguo o una selva, cuando un gran árbol cae en el bosque por motivos naturales, las pequeñas plantas que están debajo, fruto de semillas no necesariamente de ese árbol sino de cualquier especie, y que han estado esperando en el sotobosque durante muchos años con la esperanza de que algún día se abriera un espacio de luz, pueden empezar a crecer. Durante este tiempo, lo han hecho muy poco, pero han generado grandes raíces hacia adentro, como si fueran sus fundamentos. Se han sido preparando y esperando su momento.

Esta evolución del bosque, sostenible, nos enseña a no depender del dogmatismo, a entender que no tenemos todas las respuestas y a inspirarnos en los procesos de la naturaleza, que llevan en la evolución de la vida muchos millones de años más que nosotros. Hay que hacer crecer las raíces de los nuevos cambios hacia la defensa del bien común y aprovechar los vacíos que dejan la muerte de lo viejo y caduco, para hacerles crecer en un bosque rejuvenecido y más justo

Aprendamos. Ahora tenemos el ejemplo del Borbón viejo y corrupto. Ha caído y muchos que han ido echando raíces profundas quieren aprovecharlo para poner en cuestión el árbol que queda y hacer crecer en su lugar la república como forma política de estado. Esto está bien, hay que aprovechar el espacio de luz. Pero esto, que es muy claro, se enreda con la reivindicación de hace unos pocos años de la independencia unilateral de Catalunya. Independencia que podría ser con monarquía en España, pero se reclama junto con república catalana.

Así como la conveniencia y oportunidad de abolir la monarquía y pasar a ser una república en el estado español puede ser mayoritaria -de hecho sólo se enfrenta a la Casa Real y a los intereses partidistas de los que se apoyan en los sentimientos más tradicionales de España (la España también de los toros y los señoritos)- la idea de una república independiente en Catalunya es diferente, desde que se abandonó la reivindicación del derecho a decidir, que era mayoritaria, y el desastre del proceso y la DUI, parece que esta opción sólo tiene apoyo en Catalunya y no mayoritariamente. Pero, además, siguiendo lo que nos enseña el bosque, los árboles que viven más y mejor son los que son solidarios entre ellos, se ayudan frente a los peligros externos y los cambios en el medio. Hay árboles que viven hasta 5.000 años. De hecho, son de sus raíces profundas que han sobrevivido y han ido brotando otros árboles, de forma que hay bosques que en amplias superficies todos los árboles tienen unas raíces unificadas.

Habría que reconocer que Catalunya es una nación (cultural, lingüística, histórica, etc). Que esta nación, si quiere tener un estado (estatus político y jurídico) propio habría que volver a escuchar la voz del pueblo sobre el derecho a decidir. Pero esto no es lo más importante (recordemos el resultado del referéndum 1-O y la DUI). Lo que importa es como nos queremos relacionar con el estado español y con Europa. ¿Con una república en España? Pero una república no de boquilla , si no con valores republicanos y de nuevos valores. ¿Siendo independientes? (¿Qué estado es independiente hoy en un mundo globalizado?). ¿O con una estructura federal con España y Europa?

Hay que extender las raíces para ser cada vez más fuertes, más solidarios y más duraderos en un mundo que nos necesita a todas para salvar la vida. De hecho, los problemas reales para la gran mayoría de gente son otros, cono sobrevivir cada día, como ser efectivos en la toma de decisiones políticas y operativas (no nos representan, democracia real ya), como dejar un mundo mejor a nuestros hijos. Crecimiento muy selectivo (no en el PIB) libertades, igualdad, equidad, solidaridad, defensa del planeta, del bien común y de la vida (valores republicanos). Esto es lo que nos importa, las formas jurídicas son lo de menos y pueden ser una tapadera de intereses del capital o de la política partidista y corrupta, cómo hemos visto.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario