El consejero Calvet subvenciona a la entidad que le apoya en la polémica ley de la Naturaleza

La Red de Custodia del Territorio recibe una dotación anual de 150.000 de esta consejería
Damià Calvet

Está previsto que el pleno del Parlamento de Cataluña que empieza este miércoles apruebe la ley de creación de la Agencia de Protección de la Natura y de la Biodiversidad (APNB), que impulsa el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Damià Calvet. Esta ley llega rodeada de una gran polémica, protagonizada por la oposición de unos ochenta ayuntamientos, siete consejos comarcales y una larga lista de entidades empresariales y profesionales vinculadas al mundo agrario y forestal, además de las patronales Fomento del Trabajo y Pimec.

Este potente movimiento de protesta, llamado Tsunami Rural, reclama que se aplace la aprobación de la ley de la APNB, que consideran que se ha elaborado de espaldas a los intereses de los principales afectados y que refleja una mentalidad centralista barcelonesa de convertir el 60% de Cataluña en un “gran Yellowstone”. Las instituciones y entidades críticas con este proyecto legislativo han firmado el Manifiesto del Puerto del Cantó, donde se reivindica la soberanía de las comarcas agrarias y de montaña a la hora de gestionar el territorio y han manifestado su voluntad de crear una plataforma estable que canalice este profundo malestar.

Una tomadura de pelo
En principio, la ley de la APNB cuenta con el apoyo de los grupos parlamentarios de JxCat, ERC, PSC y En Comú Podem. Pero la importancia que está adquiriendo el movimiento del Tsunami Rural en zonas donde está la base electoral de JxCat y ERC hace que hayan surgido dudas y grietas en los dos partidos que forman el Gobierno de la Generalitat.

Además, los representantes de la plataforma del Manifiesto del Puerto del Cantó están muy indignados con el consejero Damià Calvet, que consideran que les ha tomado el pelo después de la concentración que hicieron la semana pasada delante del Parlamento de Cataluña. A pesar de la unánime petición del Tsunami Rural que se aplace la votación de esta polémica ley, su tramitación ha seguido adelante y se aprobará en el pleno que empieza este miércoles.

Apoyo comprado
El movimiento Tsunami Rural nació de la Federación Catalana de Asociaciones de Propietarios Forestales y del consejo comarcal del Pallars Sobirà. Después, se ha ido extendiendo como la pólvora por todo el territorio y hoy ya es un clamor, inédito e histórico, de todas las comarcas agrarias y de montaña contra el consejero Damià Calvet y, en especial, contra el director general de Políticas Ambientales, Ferran Miralles, el “cerebro” de la ley. Al otro lado de la balanza, el consejero de Territorio y Sostenibilidad presume del apoyo de la Red para la Conservación de la Naturaleza (RCN), que reúne a unas 270 asociaciones ambientalistas y ecologistas, que reclaman la aprobación urgente de la ley.

Pero este apoyo no es gratis. Según la documentación consultada por EL TRIANGLE, la consejería de Damià Calvet subvenciona anualmente las actividades de la Red para la Custodia del Territorio (RCT), que es un programa específico de la RCN, con 150.000 euros. Este programa también recibe subvenciones de la Comisión Europea, de la Fundación Bancaria la Caixa y las había obtenido del Diplocat. Según datos de la misma RCT, el 58% de su presupuesto lo destina a pagar los salarios de las personas que tiene contratadas y que viven de este “chiringuito”, que tiene la sede en Vic. Su presidente es Marc Vilahur, director de la Fundación Emys.

Esto quiere decir que el supuesto “apoyo social” de la RCN y la RCT que recibe la ley de la APNB es, en realidad, un “apoyo comprado”, hecho que lo desvirtúa completamente y lo invalida. Para intentar apaciguar el gran malestar existente en el mundo rural, el consejero Damià Calvet ha prometido que los futuros estatutos y el consejo de dirección de este nuevo organismo se abrirán para que tengan presencia los sectores afectados. Pero estas promesas no convencen a los promotores del Manifiesto del Puerto del Cantó, que reclaman una reformulación de la ley desde sus inicios, contando con su participación.

Damià Calvet actúa de bombero
Ante el incendio que ha provocado en el territorio, el consejero Damià Calvet se desplazó este pasado lunes a Sort (Pallars Sobirà), uno de los focos iniciales de la protesta, donde anunció una inversión de 100.000 euros de la Generalitat para la mejora del matadero local. Pero el malestar de los agricultores, ganaderos y silvicultores ya se ha extendido por toda Cataluña y no se para con buenas palabras ni con promesas de subvenciones puntuales. Es una cuestión de dignidad y de respeto hacia las personas que, a menudo con muchas dificultades, viven y trabajan en el medio natural y que ven en la APNB una nueva estructura burocrática que controlará y complicará, todavía más, sus actividades productivas.

Damià Calvet hace de bombero
Ante el incendio que ha provocado en el territorio, el consejero Damià Calvet se desplazó este el pasado lunes en Sort (Pallars Sobirà), uno de los focos iniciales de la protesta, donde anunció una inversión de 100.000 euros de la Generalitat para la mejora del matadero local. Pero el malestar de los labradores, ganaderos y silvicultores ya se ha esparcido en todo Cataluña y no se para con buenas palabras ni con prometidas de subvenciones puntuales. Es una cuestión de dignidad y de respeto hacia las personas que, a menudo con muchas dificultades, viven y trabajan en el medio natural y que ven en el APNB una nueva estructura burocrática que controlará y complicará, todavía más, sus actividades productivas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides