Torra atribuye coacciones a la JEC

Reitera que tenía que elegir entre desobedecer un "acto i·legal" o prevaricar, y rechaza "en nombre de todos los catalanes" la "judicialización de la política"
Quim TuestaQuim Torra
Quim Torra

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha ratificado la declaración realizada en la fase de instrucción durante su declaración de este lunes, en el juicio que se celebra en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) contra él, por la presunta comisión de un delito de desobediencia por no haber quitado de los edificios de la Generalitat símbolos como los lazos amarillos y las estelades.

Torra, que se ha limitado a responder las preguntas de su abogado defensor, Gonzalo Boye, ha querido hacer constar que rechazaba responder a la acusación popular, ejercida por Vox, indicando que es "un partido franquista", pero el presidente del TSJC, Jesus María Barrientos, lo ha cortado aduciendo que no le permite ninguna "expresión descalificando a ninguna de las partes". Seguidamente, Torra ha anunciado que explicaría en su alegato final por qué tampoco ha respondido a la Fiscalía.

El presidente catalán ha asegurado que los servicios jurídicos de la Generalitat hicieron "un gran trabajo" para "demostrar que los edificios no eran de la Generalitat" y que "la orden de la JEC era imposible de cumplir". Ha insistido, además, en que llegaron a la conclusión de que "era un acto nulo, ilegal" y que actuó a partir de esa premisa.

Torra ha negado que los lazos amarillos sean símbolos partidistas o propaganda. Ha considerado, en cambio, que la JEC quería hacerlo prevaricar o que obedeciera una resolución que juzga ilegal, y ha apuntado que la JEC "es posible que haya incurrido en un delito de coacciones", supuestamente cometido contra él. "Puedo hablar en nombre de todos los catalanes", ha indicado refiriéndose a que, según él, hay "un gran consenso social" contrario a la judicialización de la política. Hasta el punto de que "nos repugna", ha asegurado.

El presidente de la Generalitat ha concluido su declaración admitiendo, como había hecho antes del juicio, que desobedeció la orden de la JEC, después de la última pregunta de su abogado, quien había pedido a la sala que no privara a su cliente de los "honores de la dignidad de su cargo". Es decir, que lo tratara de "muy honorable".

La defensa de Torra, por otro lado, no ha logrado que prosperase ninguno de las alegaciones planteadas durante el tramo de las cuestiones previas con la intención de anular el juicio. El TSJC ha considerado que presuntas vulneraciones de los derechos de Torra ya habían sido estudiadas en apelación anteriormente.
 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides