¿Quién de can Barça quería una placa en el despacho para lucir de cargo?

Xavi Martín

Xavi Martín hace unos meses que es director de La Masía del FC Barcelona, desde febrero pasado, ejerciendo el cargo de adjunto a la dirección de fútbol profesional del club, área de la cual es responsable Pep Segura. Esta ha sido una incorporación del todo imprevista y se diría que impensable por varios motivos. El principal elemento que la hace sorprendente es por el hecho de haber sido despedido de manera fulminante por Sandro Rosell después de una desconcertante y crispada gestión del cargo de director de comunicación del FC Barcelona el 2014.

Salió por la puerta de atrás no sin haber dejado huella de una ambición sin límites y de una afición irrefrenable por el protagonismo y el mando, también por encima de sus propias funciones como dircom. Tanto es así que hubo indicios de haber preparado un golpe desde dentro para asaltar la dirección general del club, entonces en manos de Antoni Rossich. Finalmente, pero, la pésima gestión informativa de una campaña para ordenar y controlar el acceso de menores en el Camp Nou, Rosell y Rossich estuvieron de acuerdo al prescindir inmediatamente de sus servicios.

Marchó jurando venganza y se movió entre la oposición a la junta durante meses para acabar convirtiéndose en el director de campaña deToni Freixa durante las elecciones a la presidencia del FC Barcelona de 2015. De los cuatro candidatos que finalmente consiguieron las firmas, Toni Freixa resultó ser el menos votado. De hecho, obtuvo menos votos que avales.

Desde entonces estuvo rondando por el entorno azulgrana hasta conseguir que Josep Maria Bartomeu le abriera la puerta de la reentrada en un gesto que no se ha acabado de entender del todo internamente y menos relacionado con un destino tan importante y técnico cómo es la dirección de la Masía en un organigrama que, en apariencia, lo sitúa por encima de su jefe históricao y de acreditado éxito como Carles Folguera.

El caso es que Xavi Martín ya ha empezado a hacer hablar debido a una petición hasta cierto punto insólita cómo es la colocación de una placa en la puerta de su despacho en la cual quedara claro y visible su nombre, apellidos y cargo. Bien es verdad que no ha sido costumbre, hasta ahora, adosar placas en los despachos ni del Camp Nou ni de la Ciutat Deportiva ni parece que esta política tenga que cambiar de golpe, puesto que de momento la respuesta ha estado de una rotunda negativa a este pequeño capricho. Cargo si, mando hasta cierto punto pero placa no, por ahora, para Xavi Martín.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides