El Barça se enfrenta a casi 50 millones de pérdidas si no vende jugadores deprisa

La caída del 'ticketing' y el estancamiento del marketing son críticos
La directiva del FC Barcelona tiene por delante un verano complicado
La directiva del FC Barcelona tiene por delante un verano complicado

Con independencia del balance deportivo de la temporada, el FC Barcelona se enfrenta a un cierre del ejercicio económico muy complicado y arriesgado para la directiva de Josep Maria Bartomeu, puesto que a un mes de la fecha del 30 junio, límite fiscal del club, las pérdidas estimadas se sitúan en una cifra que bordea los 50 millones de euros. Contra la previsión inicial de unos beneficios de 11 millones, la situación resulta inquietante y complicada.

El aumento previsto en las diferentes partidas ha topado con situaciones que no pueden considerarse ajenas a las responsabilidades de la gestión, como es el caso del ticketing, que parece haber caído en su propia trampa. Incentivando de una manera casi asfixiante al socio para utilizar el Seient Lliure, la mayoría ha recuperado el precio del abono antes del último tercio final de la Liga, dejando la liberación del asiento sin atractivo ni rentabilidad. El resultado, como consecuencia de la falta de entradas para la jugosa reventa oficial, ha estado de un drástico descenso de taquillaje y la adopción de medidas desesperadas como la expropiación de asientos de manera unilateral por parte del club de aquellas localidades que ni utilizan los titulares ni son puestas a disposición mediante el Seient Lliure.

El batacazo también se lo ha llevado el marketing, con un objetivo presupuestario establecido en 93 millones más, un 35% sobre los ingresos de la temporada 2017-18, hasta llegar al 37% de los recursos.

Aunque fuera ambicioso, para conseguir este objetivo también se realizó una inversión en talento y medios de la orden del 21% en personal ejecutivo y de producción y del 20% en gastos de gestión. Hay que tener en cuenta, pero, que por primera vez el FC Barcelona asumía como propia la totalidad de la explotación del licensing, del merchandising y de la Megastore Barça. A pesar de que el departamento al frente de este desafío ha cumplido las expectativas, el resto del área de marketing no ha avanzado cómo hacía falta. La quiebra ha sido histórica.

 

LEE EL ARTÍCULO COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides